martes 21 de mayo del 2024
Wimbledon

Diego Schwartzman en exclusiva: “De Roland Garros a hoy vengo creciendo mucho”

El argentino debutó con un sólido triunfo frente a Miomir Kecmanovic.

442

Los Grand Slams siempre me sacan alguna sonrisa y hoy pudo ser un día más”, fueron las primeras palabras de Diego Schwartzman, a minutos de concretar una muy buena victoria en su debut en Wimbledon contra el serbio Miomir Kecmanovic por 6-0 6-3 6-4. 

Schwartzman empezó de manera arrasadora y continuó así hasta el 4-0 del tercer set, en el que aparecieron algunos nubarrones que permitieron que su rival igualara el score en cuatro. Ahí fue donde Diego volvió a mostrar la confianza y el juego que viene recuperando, sobreponerse a un 15-40 con su saque, para cerrar el partido con autoridad y desatando un festejo loco que venía conteniendo.

“Fue un día largo”, comentó. “Ya se acercaba la hora en que empieza a perderse la luz, iba 4-0 en el tercero y fue un poco especial ese set por lo que era mi nivel, por lo que venía siendo el partido, por la hora ya del día, y la verdad que se sufrió al final en un encuentro que no daba para eso. Fue inesperado, también había bajado mucho el viento, él soltó un poco la mano, pero la verdad es que pude encontrar algunos winners y la verdad es que terminé contento“.

Respecto del riesgo de que no concluyera por falta de luz diurna, reconocía que “siempre uno piensa que si el partido se alarga puede pasar para el día siguiente, por eso trataba de encontrar cosas positivas, me fui un poco de eje, fue algo que podría haber evitado, aunque salió así pero lo pude cerrar”.

Por último, la charla pasó al tema de la superficie, el césped, habitualmente esquivo a los jugadores argentinos. Sobre eso, el Peque reflexionaba que cambió mucho últimamente, y ampliaba contando que “el otro día hablábamos con Juan (Chela) de su época a ésta y conversábamos de que antes se evitaba un poco más el pasto, se jugaban menos semanas. Ahora viendo el título de Fran y que hacía muchos años que un jugador argentino no ganaba en esta superficie. Creo que hoy la misma cambió mucho, es más jugable. Más allá de algunas cuestiones de movilidad, de pique y otras que al jugarse muy poquito son complicadas. El primer obstáculo grande que tenemos es que después de una gira de casi dos meses para nosotros como latinos estando fuera de casa, el hecho de volver unos días al terminar Roland Garros nos revitaliza, da mucha energía para la segunda parte del año.” 

Sin embargo, marcó que “ahí están las prioridades de cada uno y su equipo y cómo se prepara, y de venir con tiempo o no. La gran mayoría esta vez se tomó el tiempo y también lo que hizo Fran, lo que Guido hizo hace un tiempo (cuartos de final aquí en Wimbledon), lo que yo hice en algunas ocasiones, alimenta a los demás a decir que se puede jugar en césped y ojalá sirva para los años que vienen, aunque este es un deporte individual y cada uno es un mundo y se organiza y prepara lo mejor posible para el torneo que tiene ganas de jugar”, concluyó.

 

Daniel Alvarez, desde Londres.

En esta Nota