442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
10/06/2012

Fútbol

El genio de Messi minimizó el clásico

Messi ya marcó su tercer golazo y corre hacia el banco. // Télam
Messi ya marcó su tercer golazo y corre hacia el banco. // Télam

El capitán de la Selección Argentina decidió por su cuenta y orden el destino del amistoso contra Brasil. Así, cerró su temporada más prolífica.

En un mundo que cada día vive más acelerado, para Messi todo transcurre en cámara lenta. Tiene otra percepción, sus sentidos son diferentes a los del resto de los mortales. Es por eso que todo para él resulta tan fácil: dar pases donde nadie cree que puede hacerlo, eludir defensas como si estuviesen petrificados, hacer goles que desafían a la física, fabricar jugadas como si en realidad estuviese pintando un cuadro. En cada partido que juega se espera algo nuevo. Y él lo da. Sin pedir nada a cambio. Nunca defrauda. Para qué cambiarle el carácter callado e introvertido que tiene, como dijo Maradona, si Messi no necesita gritar ni levantar la voz ni tener cara de enojado para demostrar que puede ser líder. Su liderazgo nace de sus goles, sus jugadas, sus gambetas, sus amagues, sus asistencias. Es voraz para competir, un diablo con cara de ángel vestido de celeste y blanco (o de blaugrana, según el caso) que no tiene contemplaciones con quien se le plante adelante. Ayer fue Brasil, en un amistoso, en el último partido de la temporada antes de sus vacaciones. Tres goles. Como si fuese algo normal.

Estratosférico. Messi hace de lo extraordinario algo ordinario. Acostumbra mal a quienes lo ven. Agota las descripciones, los elogios. Es una leyenda con 24 años. Igualó a otros mitos como Maradona, Jordan o Federer, de los que ya nadie sabía –y sabe, en el caso del suizo– qué más decir cuando tenían –y tienen– una actuación extraplanetaria.

El partido estuvo planteado como el duelo entre Messi y Neymar. El mejor jugador del mundo contra la estrella brasileña del momento, que aspira a ocupar el trono. En los primeros nueve minutos, fue el del Santos el que robó protagonismo, por el centro, por derecha y por izquierda. Volvió locos a los medios argentinos, Gago y Mascherano. En ese tiempo no hubo noticias de Messi, que cerca del minuto diez tocó la primera pelota del partido. No fue parámetro para lo que vendría.

El contexto parece ayudarlo. Sabella está encontrando el camino para llegar a la estructura que pueda sostener y acompañar a Messi. Ya no se siente solo la Pulga: con tres adelante o cuatro en el medio, ahora sus compañeros le quitan presión. Están Di María, Gago, Higuain y Agüero; también Mascherano y Sosa. El promedio de edad entre esos nombres es 25 años, uno más de los que tiene Leo. Tanta cercanía generacional no es casualidad.

Ayer, sus compañeros de Selección se volvieron cholulos. Sí, jugadores que juegan en la élite del fútbol mundial: Agüero, Mascherano, Gago y Lavezzi se sacaron fotos con Leo y las subieron a Twitter. Como si fueran hinchas que sueñan sacarse la foto con su ídolo y cuando lo hacen van corriendo a mostrársela a sus madres. No saben que ya son inmortales, porque cuando se hable de Messi, sus nombres aparecerán.

Sus goles, además, resultan determinantes. El primero fue para empatar, el segundo –calcado al de Caniggia a Brasil en el Mundial ’90– sirvió para adelantarse en el marcador y el tercero, para ganar.

la tarde de Nueva Jersey, 82 mil personas vieron cómo Messi se merendaba a Brasil, y a Neymar.

Esta nota fue publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil

Archivado en: , , ,
Más en Perfil Digital

 

 

3 pensamientos en “El genio de Messi minimizó el clásico”

  1. vamos…vamos…messi genial, es cierto, pero al clásico lo minimizó brasil con la formación que presentó; y por favor,basta de “actuación extraplanetaria.” , como el barrilete cósmico, dejen de pavadas enunciadas como metáforas poéticas…

  2. la foto es engañosa… porque le hizo flor de oso a Sabella, al igual que el resto de los jugadores, sino me creen fijense en el video de youtube…

  3. Que Maradona diga de MESSI que es callado e introvertido le hace un favor, ya que no es patotero ni barrabrava como era él.A los argentinos nos hace quedar bien en el resto del mundo.Gracias Messi por ser como sos

Los comentarios están cerrados.

Opinión