442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
31/05/2012

Tenis

Roland Garros: quién es “la viuda de París”

Razzano es pura felicidad./ AP

Emocionó dos veces al público de Roland Garros: tras perder a su pareja y luego de vencer a Serena Williams. La historia de Virginie Razzano.

Una sonrisa inmensa le cubrió el rostro mientras, todavía incrédula, daba saltos sobre el polvo de ladrillo de Philippe Chatrier, el court central del estadio en donde se juega Roland Garros. En sus ojos celestes se reflejó la ovación de un público que la aplaudió de pie porque, más allá del histórico partido que acababa de protagonizar, quienes la vieron lograr la hazaña festejaron la entereza de una mujer que dejó fuera de juego a una de las jugadoras más poderosas del mundo apenas un año después del momento más doloroso de su vida.

Para la Virginie Razzano profesional, esa que hoy buscará avanzar a tercera ronda del segundo Grand Slam del año frente a la holandesa Arantxa Rus, el triunfo sobre Serena Williams fue perfecto: tras un partido épico, eliminó a la número cinco del mundo por 4-6, 7-6 y 6-3. No fue tampoco una derrota más para la ex número uno. Razzano será de ahora en más para ella la mujer que desde el puesto 111 del ranking la dejó por primera vez fuera de competencia en la primera ronda de un Grand Slam (ganó en las 46 presentaciones que jugó desde su debut) y manchó su marca de 17 victorias y ninguna derrota durante 2012 en polvo de ladrillo. Para la Virginie Razzano mujer, el grito de desahogo que disparó después del punto que le dio la victoria, la felicidad que transmitió con todo su cuerpo, fue una conquista ante el dolor, frente al vacío que le dejó hace un año quien fue su guía dentro del mundo del tenis, quien además fue y será para ella, por siempre, el amor de su vida.

Seguir por él. Razzano sufrió un duro golpe el año pasado: unos días antes del comienzo del torneo parisino, su novio y entrenador, Stephane Vidal, fallecía producto de un tumor cerebral que le habían detectado en 2002. Tenía 32 años. Ella, que había luchado junto a él contra la enfermedad, no supo de la gravedad de su estado hasta poco antes de morir él. Vidal, consciente de su situación, buscó fijar en la mente de su mujer la importancia de seguir adelante, pase lo que pase. Con una cinta negra sobre su pecho, Razzano salió a jugar su partido de primera ronda de Roland Garros 2011 solo porque él se lo había pedido. Perdió ante la australiana Jarmina Gajdosova, pero se llevó del estadio una ovación.

Quien es Virginie Razzano. Nació el 12 de mayo de 1983 en Dijon. Hija de una maestra jardinera y un policía, empezó a jugar al tenis a los siete años y se convirtió en profesional nueve años después. De las tenistas a las que miraba jugar, la que más le gustaba era Gabriela Sabatini. De los hombres, André Agassi era su preferido. 375 partidos jugó hasta ahora como profesional, y ganó en 180 oportunidades. En su vitrina personal ostenta dos títulos WTA y cuatro de la ITF. Su mejor lugar en el ranking de la WTA fue el puesto número 16, y llegó hasta allí en 2009. Ese mismo año alcanzó su primer triunfo sobre una top ten: fue en el torneo de Dubai, cuando despachó en segunda ronda a la rusa Dinara Safina, número dos del mundo aquel entonces. Ese año fue sin duda el mejor de su carrera. Es que con Vidal ya enfermo, aprendió a vivir el día a día y logró evadir las presiones del circuito. Morocha, de ojos eternamente transparentes y un metro setenta y cinco de altura, le gusta definirse como “la chica con una sonrisa”, esa que sacó a relucir, gigante, luego de vencer a Serena.

“Razzano eriza la piel”, tituló el diario deportivo francés L’Equipe en su tapa sobre una enorme foto de la tenista el día después de su última victoria. “Sentí un gran alivio tras el partido. Es la victoria más hermosa de mi carrera”, contó ella luego del triunfo, y buscó evitar hablar de su dolor y de Stephane. La tenista local, profesional y mujer, había protagonizado la historia del día. Sus logros, claro, se los dedicó a él.

Archivado en: , , , ,

 

 

Opinión