442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
31/03/2018

El laberinto Sampaoli: nada más queda

Sampaoli deberá sacar conclusiones de la gira de cara al Mundial de Rusia. //AFP

El desafío del técnico de la Selección es encontrar el funcionamiento del equipo en sólo dos meses. Los especialistas coinciden: “Que no traicione sus principios”.

Convicciones firmes, César Luis Menotti.

Más allá del rival que sea y de que se trate de un amistoso o de un partido por los puntos, en el fútbol no hay derrota que no te produzca una mezcla de tristeza y de preocupación. Sobre todo cuando se pierde por goleada, como le pasó a la selección argentina frente a España. Yo jamás hubiera elegido jugar un partido previo a un Mundial contra equipos como España, que está muy sólido, que viene trabajando fuerte desde hace mucho tiempo, cosa que no sucede con nosotros, que estamos en un momento de construcción y de creación. Por eso, no me termina de cerrar el haber jugado estos dos amistosos, que son bastante incómodos para un entrenador como Sampaoli, que se hizo cargo del equipo hace apenas un par de meses. Creo que, como mínimo, fue una decisión desacertada y poco feliz.

Ahora es el momento en que Sampaoli debe tener las ideas bien claras más que nunca para resolver cuanto antes los problemas que el equipo mostró ante España, porque el Mundial de Rusia está a la vuelta de la esquina y no se puede volver a jugar como frente a España. El técnico tiene que estar más firme que nunca tanto en sus convicciones como en las decisiones que tome para mejorar el rendimiento colectivo del equipo, que lo va a decidir Sampaoli, porque no es verdad que Messi elija a sus compañeros, como algunos dicen por ahí. Supongo que tiene en su mente un equipo ofensivo que defienda la historia y el prestigio del fútbol argentino.

Lo bueno del fútbol es que siempre da revancha y en menos de tres meses Argentina estará jugando otra Copa del Mundo en la que contará con la enorme ventaja de tener al mejor jugador del mundo, que es Lionel Messi. Nadie puede desconocer que gracias a él llegamos a la final en el Mundial de Brasil y que también gracias a su talento pudimos clasificar para Rusia. Con Messi dentro de la cancha, la Selección mejora su rendimiento notoriamente. Con él en la cancha, todo se hace más fácil, el tema es que hay que conseguirle socios adecuados para que pueda desplegar todo su verdadero potencial, no en beneficio propio sino de todo el grupo. Tenemos un equipo competitivo y siempre estamos entre los candidatos a ganar un Mundial, como también están Brasil, Inglaterra y Alemania. Y en este Mundial yo me animaría a sumar a Bélgica que, si fuera una carrera de caballos, pagaría muy bien, porque tienen unos jugadores impresionantes. Salvo una hecatombe, el nuevo campeón del mundo está entre ellos.

*Ex entrenador de la Selección, obtuvo el Mundial 78.

Deberian resolver errores, Carlos Bilardo.

Si hay algo que nunca me gustó, tanto en mi época de jugador como en mi trayectoria como director técnico, es perder. Mucho menos de la manera en que la selección argentina lo hizo frente a España, que nos apabulló con goles. Perder es algo que siempre deja secuelas en un equipo, y si el resultado es una goleada, es mucho peor todavía. Igualmente, lo que más me preocupa es el rendimiento, porque tanto en este amistoso como en el que jugamos contra Italia el resultado no era lo que realmente importaba sino el rendimiento, y ante España, realmente jugamos muy mal, y eso es lo que más me preocupa de cara al Mundial de Rusia, que ya se nos viene encima.

Si yo hoy fuese el entrenador de Argentina, después del partido hubiera encerrado a los jugadores en el vestuario y les hubiera mostrado el video del partido para analizar dónde estuvieron los errores y, entre todos, tratar de encontrarle una respuesta al tremendo papelón que se vivió en el campo de juego. Tampoco hubiera podido dormir a la noche, pensando en cómo reflotar el barco. Sampaoli debe estar más seguro que nunca de lo que pretende y quiere para el equipo, porque si su idea es depender pura y exclusivamente de lo que pueda hacer Messi, vamos a estar muy complicados en Rusia. Si bien tenemos al mejor jugador del mundo y gracias a él llegamos a la final en Brasil y logramos la clasificación, es evidente que desde 1990 en adelante el fútbol argentino empezó a retroceder en todo y hoy está muy deteriorado. Messi solo no te puede ganar todos los partidos, necesita jugadores que lo acompañen para que el equipo funcione en plenitud y también lo asista y auxilie cuando le hace falta.

A la hora de hablar de candidatos, Argentina siempre está entre los grandes favoritos para ganar una Copa del Mundo por la jerarquía internacional de sus jugadores. Es algo que todos los rivales saben muy bien, y por eso nos respetan mucho cuando les toca enfrentarnos por los puntos.

La derrota con España fue un mazazo terrible para los jugadores, por eso, ahora más que nunca, Sampaoli tiene que trabajar muy fuerte no solo en lo futbolístico sino también en la parte anímica de los jugadores, para que no se desalienten de cara al Mundial, donde un error de los tantos que cometió en el amistoso ante España puede costar quedarte afuera mucho antes de lo que todos pretendemos.

*Ex entrenador de la Selección, ganó el Mundial 86.

No es momento para cambios, Daniel Bertoni.

Si bien no hay que caerles encima a los jugadores ni al técnico de la Selección por una derrota en un partido amistoso, es un dolor grandísimo perder de la manera que perdimos frente a España, porque perder 6-1 con cualquier rival a poco tiempo del Mundial de Rusia es un cachetazo muy fuerte para cualquiera. Pero todo tiene una explicación: los españoles vienen jugando juntos desde hace muchos años y con un técnico de gran nivel, lo que no significa que Sampaoli no lo sea, porque ganó una Copa América con Chile, mientras que la selección argentina es un mix de muchos jugadores inexpertos con otros que están en el final de su carrera que, en muchos casos, ya no están para jugar más en la Selección. España fue un equipo perfecto, pero si Higuaín hacía el gol que se perdió, el partido hubiera sido otro.

Igualmente, a esta altura del partido no hay que cambiar nada, tenés que dejar al entrenador y a los jugadores que tienen más experiencia y darle todo el aliento y el apoyo, que es lo que más necesitan en este momento tanto por parte del público, como del periodismo y de los ex campeones del mundo, que tenemos que estar más que nunca junto a ellos para que, a pesar de las tres finales que se perdieron, no bajen los brazos y vayan por la tercera Copa del Mundo para nuestro país, que tanta falta nos está haciendo.

No hay tiempo para grandes cambios, pero sí tal vez para incluir a Dybala, a Icardi o a Meza, que por todo lo que viene haciendo en Independiente creo que se merece un lugar en la selección mayor, pero esa es una decisión que le compete pura y exclusivamente a Sampaoli y a nadie más.

Si bien desde que asumió como entrenador todavía no encontró el equipo, se tiene que tranquilizar porque tiene el as de espada, que es Messi. Pero si vamos a ser messidependientes, se nos va a hacer cuesta arriba ganar el Mundial, porque un jugador solo no gana un Mundial, eso ya lo vivimos y lo sufrimos en 2014, cuando la Pulga aparecía en los momentos más difíciles, pero no nos alcanzó. No podemos esperar todo de Messi, una selección es un equipo y, como tal, una sumatoria de jugadores.

Yo siempre fui un tipo optimista, y por eso ahora lo mejor que podemos hacer es hinchar y apoyar al equipo, al técnico y a los jugadores que finalmente él elija para salir a la cancha. Es cierto que muchos vienen de perder tres finales, pero quién te dice que ahora se les dé y se despidan con un título mundial. Sería el mejor broche de oro para sus carreras porque, más allá de los resultados, después de Rusia sí o sí hay que hacer un cambio generacional en la selección argentina.

*Ex futbolista, campeón del Mundial 78.

Morir de pie, Ubaldo Fillol.

No quisiera estar en el cuerpo ni en la cabeza de Sampaoli, que debe estar muy aturdido y confundido después de la paliza que nos dio España, porque más allá de lo duro de la derrota, que podía llegar a ser previsible teniendo en cuenta que enfrentábamos a un equipo con muchos años de trabajo, lo más preocupante es lo mal que jugó el equipo. Perder mal y encima jugar mal con tan poco tiempo para poder hacer cambios o reestructurarse para el Mundial de Rusia, que ya está a la vuelta de la esquina, es algo difícil de enfrentar para cualquier entrenador.

Ahora es cuando Sampaoli tiene que sacar a relucir sus convicciones y sus creencias futbolísticas para rearmar este equipo que, por otra parte, estoy seguro de que no puede volver a jugar tan mal como lo hizo frente a España. Por eso tiene que seguir transitando el camino que tiene pensado con los jugadores que tiene pensados, y tiene que morir de pie con ellos y junto a ellos.

A esta altura del partido, es fundamental que Sampaoli no dude ni renuncie a su pensamiento futbolístico. Por el contrario, es ahora cuando más que nunca tiene que mantener sus convicciones. No queda tiempo, ni es el mejor momento para pensar o hacer cambios de jugadores. El lo sabe muy bien y tiene que demostrarlo con decisiones firmes, sin dejarse llevar por lo que le digan desde afuera.

*Ex arquero, campeón en Argentina 78.

Cada uno debe conocer su función, Oscar Garré.

Sin duda, una derrota como la que sufrió Argentina frente a España pega mucho y muy fuerte en los jugadores, pero hay que levantarse rápidamente porque estamos con el Mundial de Rusia encima y es ahora más que nunca donde tiene que aparecer la grandeza de los jugadores. Lo bueno es que nos pasó ahora y todavía estamos a tiempo de revertirlo, pero hay que hacerlo ya, con mucho trabajo y con la convicción de que en Rusia nos va a ir muy bien. Estoy totalmente convencido de que tanto Sampaoli como los jugadores tienen la capacidad para poder revertir esto y darnos una alegría en el Mundial. No es el momento para hacer cambios, además Sampaoli ya tiene la lista de 23 y el equipo titular en su cabeza, a pesar de que se digan un montón de disparates por ahí.

Es un proceso muy similar al que nos tocó vivir a nosotros en México 86, donde clasificamos angustiosamente y después jugamos algunos partidos amistosos en los que no tuvimos el nivel que la gente y la prensa quería, igual que lo que le está pasando ahora a Sampaoli y sus muchachos. Además, este equipo tiene al as de espada, que es Messi, es ahí donde más se asemeja a nosotros, que teníamos a Diego. Cada uno de nosotros sabía muy bien cuál era el papel dentro del grupo y de la cancha, eso es lo que precisamente tiene que lograr Sampaoli con los jugadores que finalmente elija para jugar el Mundial de Rusia. Creo que lo que les hace falta a muchos de estos muchachos es que cada uno tenga bien en claro qué pieza del engranaje es y cuál es la función que debe cumplir dentro de la máquina que pretende hacer funcionar Sampaoli. Si Argentina encuentra el juego colectivo que pretende su entrenador y Messi está enchufado no me queda ninguna duda de que somos serios candidatos a ganar el título y a traernos la tercera Copa del Mundo para Argentina. Ahora más que nunca tenemos que confiar y apoyar a Sampaoli y a los muchachos que él elija porque, seguramente, serán los mejores y con los que festejará o morirá de pie. Como ex campeón del mundo, les pido a todos los argentinos que dejemos de criticar a este equipo y a su director técnico, como muchos lo hicieron con Bilardo y con nosotros, y que apoyemos y alentemos a estos muchachos, que están altamente capacitados para la verdadera batalla que es el Mundial de Rusia 2018.

*Ex futbolista, campeón en México 86.

Esta nota fue publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil.

Archivado en: , , , , , , ,

 

 

Opinión