martes 23 de julio del 2024
VIDEO

El día que Gary Medel se peleó con el Muñeco Gallardo en pleno Superclásico

El chileno protagonizó un tenso cruce con el entrenador en un partido válido por el Clausura 2010 entre Boca y River en la Bombonera.

442

Boca confirmó este miércoles la incorporación del chileno Gary Medel como el primer refuerzo de la segunda parte del año, y los hinchas Xeneizes enseguida recordaron un Superclásico durante su primera etapa en el club, en el que además de marcar un doblete, se peleó nada menos que con Marcelo Gallardo.

La pelea de Gary Medel y Marcelo Gallardo

El 25 de marzo de 2010, el fútbol argentino vivió uno de los episodios más picantes de su historia: el recordado cruce entre Gary Medel y Marcelo Gallardo durante el Superclásico entre Boca y River.

Corría el minuto 24 del segundo tiempo, con el marcador 2-0 a favor de Boca. El partido ya era caliente y la tensión entre ambos equipos se palpaba en el aire. En un momento, Medel y Gallardo se cruzaron en la mitad de la cancha y la cosa se descontroló.

Los dos jugadores comenzaron a insultarse y empujarse. La situación se fue caldeando cada vez más hasta que Gallardo le dio un cabezazo a Medel. El chileno respondió con un empujón en la cara.

Pero lo más impactante del episodio fue la mordida que el Muñeco le propinó a Medel en el dedo índice de la mano derecha.

Tras la mordida, Medel, visiblemente enojado, cometió una dura falta sobre Matías Almeyda. El árbitro, sin dudarlo, le mostró la segunda tarjeta amarilla y lo expulsó del partido.

La salida de Medel fue ovacionada por toda la Bombonera, que coreó su nombre con fervor. El chileno, a pesar de la roja, se despidió del público con una sonrisa y un gesto de agradecimiento. Encima había marcado los dos goles.

La bronca de Gallardo al recordar su cruce con Gary Medel

Años después, Gallardo se refirió al episodio con Medel en una entrevista. "Mirá: si a alguien me hubiera gustado pegarle una buena trompada en un partido fue justamente a Medel. Tenía malas actitudes", expresó con total honestidad.

"No se cuentan todas las cosas que pasan dentro de una cancha, pero me puso el dedo en la boca, una actitud de mierda, entonces se lo podía sacar de dos maneras: con una trompada o mordiéndolo", explicó el Muñeco.

SP