viernes 25 de junio de 2021
Perfil

FúTBOL | 18-05-2021 23:36

El Racing de Pizzi: 16 días de felicidad

El 2 de mayo perdió ante Central Córdoba en Santiago del Estero y parecía que todo terminaba mal. Pero desde ahí no paró de ganar y avanzar en cada certamen que disputa.

Racing gana y avanza. Parece un slogan electoral, una muletilla de alguna agrupación o espacio de la vida política del club. Pero no: se trata del equipo de Juan Antonio Pizzi, que en 16 días invirtió todo. Pasó de los insultos, las dudas y los interrogantes sobre el futuro, a vencer de casi de todas las maneras posibles: con titulares, con suplentes, jugando bien, jugando mal, por penales, por la Copa de la Liga y por la Libertadores.

Si el fútbol es también un estado de ánimo, Racing lo está validando. 

Con el triunfo de hoy en un Morumbi vacío ante San Pablo, el rival más duro de su zona, el equipo de Pizzi consiguió avanzar a los octavos de final de la Copa y está a un empate de asegurarse el primer puesto. No es poco: empezó este certamen en Montevideo, ante Rentistas, con una imagen deslucida. Lo termina de manera opuesta: ganando con suplentes en Brasil.

¿Cuál fue el punto de inflexión? ¿En qué momento Racing se sacó los fantasmas que lo perseguían y despejó su horizonte? En cuanto a resultados, probablemente haya sido en Santiago del Estero, luego de una derrota que parecía condenarlo en la copa doméstica.

Tras ese 0-1 en Santiago se publicaron rumores que hacían correr dirigentes sobre la continuidad de Pizzi. Pero no solo no se cumplieron, sino que sucedió todo lo contrario a lo que se previsualizaba: van cuatro partidos sin perder ni recibir goles. Empató con San Pablo, venció a San Lorenzo y Sporting Cristal, superó por penales a Vélez y ahora se llevó los tres puntos del Morumbi. 

Aclaración, por las dudas: el equipo sigue sin ser vistoso, tiene momentos en que es superado en cada línea, pero sostiene los partidos. Cuando tiene que imponerse, Racing se impone.

El arquero Gabriel Arias es determinante para este momento (anoche sacó una pelota con los pies en el primer tiempo), pero también el equipo mejoró en dos cuestiones: el orden táctico y la dinámica en ataque.

Esta nueva versión de Racing es más agresiva y mucho menos horizontal. Pero sobre todo hay una diferencia con respecto a su versión anterior: este Racing empezó a ganar. Y eso, por supuesto, cambia todo.

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en