domingo 21 de julio del 2024
Copa Libertadores

Escándalo en Brasil: agresión policial y jugadores de Talleres demorados

Un policía golpeó al futbolista de la “T”, Lautaro Morales, lo que generó incidentes en el final del partido de los cuales terminaron demorados él y Guido Herrera.

442

Anoche Talleres perdió 2-0 con San Pablo en la última jornada de la fase de grupos de la Copa Libertadores, resultado que sentenció al equipo cordobés al segundo lugar en el Grupo B. Sin embargo, lamentablemente el foco de atención se lo llevó la agresión por parte de la policía brasileña contra Lautaro Morales, jugador de la T. Luego del partido, quedaron demorados él y Guido Herrera por los incidentes.

El conflicto comenzó en el terreno de juego por una polémica decisión arbitral. En el cierre del primer tiempo, Herrera le atajó un penal a Lucas Moura, pero el VAR indicó que el arquero se adelantó y la ejecución se repitió y allí el ex PSG no falló y firmó el 1-0 parcial.

Luego, cerca del final de los primeros 45 minutos, Luciano metió un temerario planchazo contra Ramón Sosa dentro del área, pero el árbitro sostuvo que no hubo falta. Apenas comenzó el entretiempo, varios futbolistas se le fueron al humo a Jhon Ospina, árbitro del encuentro. Entre ellos, Lautaro Morales, arquero suplente de la T. La seguridad intervino para proteger al juez, pero todo cruzó la línea cuando uno de los efectivos policiales le dio un "escudazo" a Morales.

Ante este episodio, Herrera reaccionó para defender a su compañero con la bronca lógica de una agresión y un completo abuso de autoridad. Luego de una picante trifulca, todos volvieron a sus vestuarios y el segundo tiempo continuó bajo los parámetros normales de un partido de Libertadores.

Tras finalizar el partido, Morales y el colombiano Juan Camilo Portilla fueron citados a declarar, un procedimiento habitual en casos de disturbios en estadios brasileños. Con la intervención del consulado argentino en San Pablo, los jugadores se reunieron posteriormente con la delegación de Talleres.

Según el diario O’Globo, los jugadores fueron detenidos por desacato y liberados tras pagar una multa de 10.000 reales cada uno, luego de una audiencia en la madrugada del jueves en el Juzgado Especial en lo Civil y Penal (Jecrim). Herrera expresó su indignación en una entrevista, donde criticó la actuación de la Policía brasileña y justificó su reacción como defensa hacia su compañero.

Por último, con las aguas un tanto más tranquilas, Portilla criticó severamente el accionar de la policía brasileña: “Quiero dar un precedente con la policía brasileña. Nos irrespetaron mucho. Hay cosas que quedan en el partido entre los jugadores y quedan allí. Salimos del campo y ellos nos agreden. Fue una falta de respeto, nos han tratado muy mal. La policía agredió a un jugador de nosotros. Son cosas que no se pueden permitir y no pueden volver a pasar”.

Respecto a cómo continua el certamen internacional para los dirigidos por Walter Ribonetto, deberá aguardar el rival que le toque en el sorteo de los octavos de final en el cual formará parte del Bombo 2, siendo hasta el momento el segundo mejor de los grupos tras sumar 13 puntos en la primera ronda.

La palabra de Herrera tras los incidentes y ser detenido en Brasil

JP

En esta Nota