Perfil

FúTBOL | 11-06-2020 08:54

El ex Boca que ahora es camillero en una ambulancia: "Al jugador le cuesta mucho ir a buscar trabajo"

El uruguayo Adrián Gunino apenas jugó un partido oficial con la camiseta del Xeneize.

Pocos hinchas de Boca recuerdan al uruguayo Adrián Gunino. El lateral derecho llegó al club para el segundo semestre del año 2009, cuando Alfio Basile era el entrenador y Carlos Bianchi oficiaba de manager. Apenas jugó un partido oficial con la camiseta Xeneize, en el Torneo Apertura de ese año, ante Newell's en la Bombonera. Hoy tiene 31 y se gana la vida como camillero de ambulancia.

"Al jugador le cuesta mucho ir a buscar trabajo. Mi currículum era de una hoja...", dijo en una entrevista con el programa Último Arco, Spor980.

Gunino había llegado a Boca a préstamo desde Danubio, club en el que debutó. Su primer partido fue en el Allianz Arena, en Münich, ante Milan por la Copa Audi. Su único encuentro oficial se registró un miércoles por la noche en la Bombonera, el empate 1 a 1 entre el local y Newell's. Lucas Viatri había abierto la cuenta para Boca. Leonel Vangioni igualó para los rosarinos. 

Gunino Tenía apenas 20 años y no consiguió adaptarse al fútbol argentino. Un semestre más tarde fue transferido al Toulouse.

En Francia disputó 31 partidos. Tan bien le fue que el 'Maestro' Oscar Washington Tabárez lo convocó en julio de 2010 para un partido amistoso con la selección de Uruguay. El entrenador lo consideraba parte de la camada que venía a materializar la transición rumbo a Brasil 2014.

Después regresó a su país y firmó con Fénix. Sus ganas por seguir jugando al fútbol renacieron cuando lo llamó Peñarol, club del que es hincha. En el Carbonero le fue bien. Lo buscaron desde España.Entre 2012 y 2013 jugó 30 partidos en el Almería. Entre 2013 y 2015 disputó 43 en el Córdoba FC y fue pieza importante del equipo que consiguió el Ascenso a La Liga. Tras este logró, los españoles decidieron no renovarle. Volvió a Fénix pero solo estuvo seis meses. Esperó ofertas que no surgieron. A los 28 años decidió colgar los botines.

"A los 28 años terminé mi carrera por un cúmulo de cosas. Finalizó mi contrato con Fénix, esperé 6 meses y no surgió nada. El manejo empresarial y dirigencial me agotaron", explicó.

Radicado en Montevideo, el ex futbolista trabaja como empleado en un centro médico: "Con los ahorros pensé en ponerme un negocio. Tuve canchas de fútbol 5, un local de alquiler de coches e invertí en ganado. En alguno me fue bien y en otros mal. Hoy estoy de camillero en una ambulancia".

AM

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en