lunes 27 de septiembre de 2021
Perfil

FúTBOL | 17-12-2020 23:00

River fue una aplanadora en Montevideo y volvió a meterse en una semifinal

El equipo de Marcelo Gallardo goleó 6-2 a Nacional y está por cuarto año consecutivo entre los cuarto mejores de América. Lo espera el Palmeiras.

River avanza a paso firme en la Copa Libertadores y aplastó 6-2 a Nacional en Montevideo en la revancha de los cuartos de final. Los dirigidos por Marcelo Gallardo se clasificaron a las semifinales del máximo certamen continental por cuarto año consecutivo

El Millonario cerró una serie brillante ante el conjunto uruguayo y culminó con un 8-2 en el resultado global. En la próxima instancia chocará ante el Palmeiras de Brasil, que viene de eliminar a Libertad de Paraguay. 

La búsqueda de Nacional por presionar alto a River en búsqueda de una hazaña se quedó rápidamente en el camino, ya que nunca logró ese cometido y la jerarquía de River comenzó a prevalecer a partir de una correcta tarea de recuperación en el medio y una posterior circulación prolija, desequilibrando a la defensa local. 

Y para colmo de males para el conjunto uruguayo antes de los 20 minutos se quedó con 10 jugadores por la expulsión del buen arquero Sergio Rochet, que salió fuera de su área y en una acción extrema le aplicó una plancha a Matías Suárez.

A partir de esa roja directa aplicada por el árbitro chileno Roberto Tobar y la inmediata variante indicada por el técnico interino Jorge Giordano, que sacó a un lateral como Alfonso Trezza para que ingresara el arquero panameño Luis Mejía, dejó un verdadero agujero en el costado derecho de su defensa que fue aprovechado al máximo por el cada vez más influyente Jorge Carrascal.

Y prueba de ello fue que 10 minutos después de la expulsión llegó la apertura del marcador mediante un verdadero golazo de Jorge Carrascal, enganchando de izquierda a derecha y clavando la pelota en el ángulo superior derecho del arco de Mejía.

A partir de allí lo de River fue un festival ante un adversario disminuido en lo numérico y lo anímico, más allá de lo futbolístico, en lo que ya estaba por debajo de su rival once contra once.

River siguió ejecutando su partitura a placer y a un minuto del final de esa etapa inicial Nicolás De la Cruz, uruguayo exLiverpool, convirtió el segundo con una ejecución calcada al tanto del colombiano Carrascal. El período se cerró con el descuento de Ayrton Cougo.

La segunda parte no parecía ofrecer mayores expectativas que lo que pudiera proponer River, que rápidamente mostró que su voracidad seguía intacta y a los cinco minutos Bruno Zuculini marcó su tercer gol consecutivo en la misma cantidad de partidos, dos por Libertadores y el restante por la Copa Diego Maradona.

Una cierta relajación tras esa conquista permitió un nuevo descuento del recién ingresado, el prometedor delantero Santiago Rodríguez, cuando todavía no se habían disputado los 10 minutos del complemento.

Hasta que apenas superados los 20 minutos apareció el show goleador de otro colombiano, Rafael Santos Borré, para anotar tres tantos en menos de un cuarto de hora, entre los 21 y 35 minutos, alcanzando los 44 tantos en River que lo convierten en el máximo anotador de la era Marcelo Gallardo, superando a Lucas Alario que se fue con 41.

Claro que para que Borré tuviera semejante expresión de contundencia fue clave el tándem que formó por derecha con Gonzalo Montiel, que subió y asistió con la consecuencia de un lateral moderno, que por algo es hoy el titular en el seleccionado argentino.

Ahora, ya en 2021, los primeros días de enero encontrarán a River buscando otra final copera, que sería la tercera seguida en caso de alcanzarla, aunque para ello deberá traerse a la Argentina esa chance desde San Pablo, donde cerrará la serie frente a Palmeiras.

Fuente: Telam

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en