miércoles 22 de mayo del 2024
Mundo Boca

Zambrano reveló el pedido de sus compañeros cuando se peleó con Benedetto: "Querían que le pegue"

El ex defensor del club comentó que sus compañeros no se llevaban bien con el goleador.

442

El empate entre Racing y Boca Juniors, cuando se enfrentaron en un picante clásico en el Cilindro de Avellaneda, desencadenó una pelea entre compañeros. Darío Benedetto y Carlos Zambrano discutieron en el entretiempo, pero nunca se supo todo lo que pasó, hasta ahora.

“Fue un momento complicado. El detalle fue que él ya venía alzando las manos mucho en el campo. Nos podemos criticar o putear cara a cara y no pasa nada, pero eso no. Nos estaba metiendo un baile Racing. Y empieza a hacer lo mismo de siempre: las manos señalando a la defensa", declaró Zambrano, en diálogo con Diario Trome de Perú. 

El delantero había sido muy crítico con sus compañeros por el rendimiento de Boca en el primer tiempo y les dijo: "Si nosotros estamos mirando la pelota cuando tiran los centros, nos van a hacer el gol, boludo. Tomen marcas".  Luego del reclamo de Benedetto, el Káiser amplió su declaración sobre lo sucedido en aquel vestuario: "En el túnel en el entretiempo nos dijimos de todo. Y ya en la escalerita para ir al camerino, se voltea y me da un golpe de arranque. Mi reacción fue ir para adelante. Entre mis compañeros y la seguridad me agarraron. Yo ya no estaba pensando en el partido, quería mecharme".

El llamativo pedido de sus compañeros

Zambrano continuó relatando los hechos y confesó que los compañeros de equipo lo incitaban a responder a la agresión del Pipa. "Mis compañeros me decían: ‘pégale’. Creo que a la mayoría en ese momento no le caía bien él por su formar de ser. Yo nunca tuve problemas con nadie, solo fue la calentura del momento", indicó el peruano, y agregó: "En el vestuario, siendo consciente, ya no podía hacer nada. Estaban todos los dirigentes. Dije: ‘ya está. Perdí’. Pero por dentro estaba hirviendo. Pensaba que tenía que esperar mi momento".

Las disculpas de Darío Benedetto a Carlos Zambrano, entre lágrimas

El 9 se acercó en el momento para ofrecerle disculpas, en pleno llanto: "Voy a orinar y se me acerca entre lágrimas. ‘Discúlpame, me equivoque. Es de hombre pedir perdon’, me dijo. Y en ese momento se me cruzó ser traicionero y meterle una piña igual. Pero yo no soy traicionero. Y le dije: ‘dale. Ya está’".

También, afirmó que los demás jugadores del cuadro de La Ribera continuaban pidiéndole que respondiera a la agresión. "Los compañeros después del partido me seguían diciendo que lo vaya a buscar. Yo iba a esperar mi momento. Estaba buscando la ‘sin razón’ como se le dice ", aceptó.