martes 09 de agosto del 2022
Análisis

La ingratitud de Boca con Battaglia, el más ganador de su historia

Luego de haberse coronado campeón de la Copa de la Liga Profesional 2022, Battaglia se convirtió en el ídolo más ganador en la historia de Boca: con 19 títulos entre sus tiempos de futbolista y su carrera como DT, pero fue dimitido de prepo.

07-07-2022 11:26

"Esto significa muchísimo, es una alegría. Sumar otra estrella para la institución y en lo personal. Contento por los muchachos, por el esfuerzo que hacen”, dijo Sebastián Battaglia a fines de mayo, al terminar el partido con Tigre en el Mario Alberto Kempes, donde Boca fue campeón de la Copa de la Liga Profesional. De aquel día a la ingrata despedida de hoy, pasaron apenas cuarenta y cinco días.

El mundo Boca es especial y la derrota por penales contra Corinthians cayó como un baldazo de agua fría, pero lo peor vino después. El equipo fue superior en lo futbolístico ante un rival mermado, al que le faltaron Fagner, Renato Augusto, Maycon, Adson y Mosquito. Más de medio equipo de habituales titulares.

"Seguramente debimos ser más agresivos en el mercado de pases. Hay cuestiones que uno plantea y a partir de ahí se deberían resolver y no se resolvieron. Se han ido muchachos importantes, pero son situaciones que no las manejo yo".

La respuesta de Battaglia en la conferencia de prensa post derrota despertó un tendal de críticas y terminó siendo la causa de su despido. A Boca, le faltó recambio. Lo que dijo el entrenador no es ni más ni menos que la pura verdad pero no gustó en las altas esferas. La afirmación dejó expuesta la responsabilidad de la dirigencia que existe, aún entendiendo que la situación argentina no es sencilla para traer futbolistas de jerarquía.

Sebastián Battaglia

La operación posterior para instalar que las declaraciones reclamando refuerzos cayeron mal en el plantel es una burla al sentido común. Cualquiera que haya formado parte de un equipo, sabe que cuantos mejores son tus compañeros, hay más competencia y nadie se puede enojar porque eso pretenda y verbalice un entrenador. El despido posterior es la demostración de lo que en realidad sucedía. Se estaba preparando un escenario, que Battaglia desbarató cuando decidió exponerse en un móvil antes del entrenamiento del lunes.

Entre las reflexiones sobre el encuentro, Battaglia había dejado una autocrítica: “No haber puesto a (Luis) Vázquez es lo único que me puedo llegar a reprochar. Quizás necesitábamos una presencia un poco más en cuanto a repetirnos en los centros. En cuanto a juego y situaciones, si hubiéramos convertido un gol estaríamos hablando de otro partido.”

Si tuviésemos que identificar a un ganador por merecimientos, indudablemente hubiese sido Boca pero en el fútbol no alcanzan los merecimientos y venía siendo un equipo cada vez más previsible. Su tándem Villa-Fabra, principal arma ofensiva, no rendía igual jugando sin espacios que contragolpeando a un equipo abierto y tampoco era lo mismo en el mano a mano que enfrentando a una defensa baja y escalonada.

Battaglia

En el último mes, Boca tuvo dificultades para imponerse ante equipos de menor jerarquía que se encerraban atrás y lo contragolpeaban: le costó ganarle a Ferro por la Copa Argentina, lo mismo le pasó con Barracas y a su vez cayó frente a Unión en la Bombonera y con Banfield (con el atenuante de jugar con suplentes).

El hombre más ganador de la historia de Boca, quien ganó Intercontinental, Libertadores, campeonatos locales y demás Copas, luego de salir campeón nuevamente no tuvo ni dos meses de continuidad. Hoy, primero fue cuestionado mediáticamente cuando en el juego fue superior a su rival y quedó eliminado en los penales frente a un plantel de mayor valor y jerarquía. Horas después fue dimitido, con un frío comunicado. Que ingrato que es el fútbol.

Como dice Sebastián Battaglia, “con el diario del lunes uno se pone a pensar las cosas que hubieran sucedido y puede lamentarse. Pero es con el diario del lunes, porque si entraba el quinto penal, hoy estaríamos hablando de otra cosa”. Si hubiese entrado el penal de Benedetto, hoy Battaglia seguiría siendo el entrenador de Boca

Los títulos de Sebastián Battaglia en Boca

Como jugador

Torneo Clausura 1999

Copa Libertadores 2000

Copa Intercontinental 2000

Torneo Apertura 2000

Copa Libertadores 2001

Copa Libertadores 2003

Torneo Apertura 2003

Copa Intercontinental 2003

Recopa Sudamericana 2005

Torneo Apertura 2005

Copa Sudamericana 2005

Torneo Clausura 2006

Recopa Sudamericana 2006

Copa Libertadores 2007

Recopa Sudamericana 2008

Torneo Apertura 2008

Torneo Apertura 2011

Como director técnico

Copa Argentina 2021

Copa de la Liga Profesional 2022

En esta Nota