viernes 19 de abril del 2024
Violencia de género

Se confirmó la prisión preventiva para el tenista chileno acusado de violar a una deportista argentina

Juan Pablo Lamadrid Barraza, jugador de tenis de mesa, quedó detenido por el delito de "abuso sexual con acceso carnal" contra Cielo María Rotryng en 2017, cuando tenía 14 años de edad.

442

Este lunes, la Cámara del Crimen confirmó el procesamiento con prisión preventiva para el chileno Juan Pablo Lamadrid Barraza, una figura destacada del tenis de mesa, acusado de violar a la jugadora argentina Cielo María Rotryng en 2017, cuando tenía 14 años de edad.

La Sala de Feria del Tribunal, integrada por los jueces Rodolfo Pociello Argerich y Hernán López, ratificó la decisión adoptada  por la jueza de instrucción Paula González.

El hecho del que se lo acusa fue el 14 de diciembre de 2017 en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CENARD),  durante las competencias nacionales e internacionales de tenis de mesa.

Para los camaristas, los relatos de cinco testigos aportados por la presunta víctima “robustecen la hipótesis de cargo, en tanto expusieron cómo y cuándo Rotryng les contó que fue abusada sexualmente por el imputado durante el torneo de tenis de mesa, relatos que también se aprecian coincidentes en cuanto a las (cuestionadas) circunstancias de tiempo y lugar denunciadas”.

El chileno quedó detenido en la Argentina y, además, sufrió un embargo de siete millones de pesos.

Juan Lamadrid Barraza

La jueza González dispuso la detención preventiva del acusado en virtud de que “reside en la República de Chile, situación que constituyó concretamente un obstáculo para su sometimiento a este proceso en virtud de que, en el momento inicial de la investigación, se desconocía su lugar de residencia actual”.

En su indagatoria, Lamadrid Barraza negó los hechos y los atribuyó a una supuesta intención de Rotryng “para hacerse famosa”.

La denunciante contó que el chileno la abordó en un pasillo, la introdujo por la fuerza en una pequeña sala de máquinas, la violó causándole una hemorragia y luego se retiró indicándole a la adolescente “que no llorara”.