domingo 29 de enero del 2023
Qatar 2022

El Mundial de Qatar y su vínculo con el Fútbol Femenino: ¿Marketing o apuesta a futuro?

La Copa del Mundo se lleva todas las miradas alrededor del planeta por los batacazos en primera fase, la eliminación algunas potencias y el gran presente de la Selección Argentina con Lionel Messi como estandarte. Pero además, tiene un vínculo directo con el fútbol practicado por mujeres en un país tradicionalmente conservador.

La historia del fútbol femenino en Qatar está directamente ligada al actual Mundial masculino que se está desarrollando en el país islámico, es que cuando Qatar decidió presentar su candidatura ante la FIFA para organizar la Copa del Mundo, tuvo que establecer un equipo oficial de mujeres para poder hacerlo.

Qatar es un Estado autoritario dirigido por un emir (Príncipe o jefe político y militar en países árabes), que distribuye los cargos entre las familias más influyentes y ricas del país. También en estas tierras rige la "ley islámica", en la cual la mujer no puede casarse, estudiar en el extranjero o acceder a ciertos trabajos públicos si no es con la autorización de su tutor masculino. Tampoco tiene la tutela de sus hijos, incluso si fallece el marido o se divorcian.

Entonces, ¿Cómo puede desarrollarse un deporte practicado por mujeres en un contexto en el que sus derechos y libertad de elegir son prácticamente nulos?

Como parte de una estrategia para posicionarse internacionalmente e irradiar una imagen de modernidad, el emir Tamim bin Hamad realizó una serie de reformas, para mejorar entre otras cosas, la tradicional desigualdad con las mujeres.

En este sentido, el deporte es una de las herramientas para demostrar al mundo la "apertura" del nuevo Qatar. Ese es el marco sociopolítico en el que nació el fútbol femenino del país qatarí.

Mundial Qatar

Una vez que Qatar se postuló como anfitrión del mundial 2022, tuvo que crear un seleccionado femenino, y en 2010, el combinado qatarí debutó en su primer torneo internacional: el Arabia Women’s Cup. Allí, cayeron contra Bahrein, Palestina y Siria, quedando últimas en su grupo y eliminadas del torneo.

Luego en 2012 comenzó una nueva era cuando designaron a la ex futbolista alemana, Monika Staab como directora técnica. Con Staab en la conducción, el equipo consiguió sus primeras victorias en distintos partidos amistosos, lo que las llevó al puesto 111 del ranking FIFA en 2013.

En paralelo, se creó la Liga de Fútbol Femenina qatarí, la cual es disputada por ocho equipos cada año.

Posteriormente, la selección jugó el Campeonato Femenino WAFF 2014 en Jordania, donde volvieron a quedar últimas en su grupo tras los triunfos de Jordania, Palestina y Bahréin. Una vez que finalizó este torneo, el combinado qatarí estuvo en inactividad alrededor de 18 meses, lo que las dejó fuera del ranking de la FIFA hasta el día de hoy.

En los últimos años, las qataríes solo han participado en algunos amistosos contra el American Football Club Washington Spirit en diciembre de 2020, y contra Afganistán después de su evacuación de Afganistán tras la toma de poder de los talibanes en la que ganaron 5-0.

Otra arista importante es que en los colegios forman equipos de niñas que compiten en una liga escolar y también existe la fundación "Generation Amazing" que trabaja en pos de una transformación cultural a través del fútbol.

Con el desarrollo del Mundial en Qatar, se espera que contribuya a la igualdad de género en el deporte, les permita organizar más partidos a su selección femenina y potencie el crecimiento de la liga local.

En esta Nota