sábado 02 de julio del 2022

Hace 25 años Diego hacía historia

Un 22 de junio de 1986 Maradona escribía en grande su nombre en la historia de los mundiales con "La mano de Dios" y el gol soñado ante Inglaterra. Galería de fotosGalería de fotos

442
22-06-2011 09:01

Un 22 de junio pero de 1986 Diego Armando Maradona escribía en grande su nombre y apellido en la historia de los mundiales. Hace 25 años, aquellos dos goles frente a Inglaterra –cuatro años después de la Guerra de Malvinas- por los cuartos de final en el estadio Azteca de México quedarían guardados en la memoria del mundo futbolero por los siglos de los siglos.

El polémico gol denominado La mano de Dios sirvió para abrir el encuentro frente a los ingleses. Corrían seis minutos del segundo tiempo y el partido estaba sin goles. Diego agarró la pelota, y en una corrida en diagonal, se la pasó a Valdano que buscó devolverla. El defensor Steve Hodge intentó interceptar la pelota sin mucha suerte ya que el balón salió para atrás y hacia arriba, habilitando la posición de Maradona.

La pelota sobrevolaba el área grande cuando el arquero Peter Shilton salió a despejarla. Sin embargo, se encontró con Diego que saltó para cabecear. Pese a los centímetros de ventaja que Shilton le llevaba al Diez, Maradona utilizó su picardía para convertir: en el aire, Diego extendió su brazo izquierdo, ubicando el puño por sobre su cabeza. Con un toque sutil logró ganarle en el salto al arquero inglés y después de un par de piques en el área chica la pelota terminó adentro del arco. El reclamo de los ingleses sería en vano. Ni se imaginaban lo que iba a venir.

Durante el mundial de Corea-Japón en 2002, la FIFA realizó una encuesta para elegir al “Mejor gol en la historia de la Copa del Mundo de Fútbol”. Con más de 18 mil votos, el “Gol del Siglo” convertido por Maradona fue el elegido.

En una estupenda jugada individual, Diego arrancó desde su campo y tras eludir a los seis jugadores ingleses Glenn Hoddle, Peter Reid, Kenny Sansom, Terry Butcher, Terry Fenwick y el arquero Peter Shilton mandó la pelota al fondo de la red.

El segundo gol a los ingleses marcado por el barrilete cósmico –como lo denominó Víctor Hugo Morales en su relato- sirvió para que Argentina derrotara a Inglaterra por 2 a 1 y accediera a las semifinales de aquel Mundial de México.

Galería de imágenes