domingo 14 de abril del 2024
Tenis

Atención: Madres revolucionando el mundo del tenis

Hubo un tiempo donde la maternidad se consideraba incompatible con una carrera deportiva. Esos tiempos son historia y el Australian Open 2024 tal vez sea la demostración más cabal de la magnitud de la transformación.

Históricamente, el mundo del deporte femenino desalentaba que las deportistas pensarán en ser madres en el medio de su vida deportiva. Se proponía esperar hasta finalizar la carrera para luego recién tener hijos. Los bebes eran considerados una carga pesada en la vida de una deportista.

En el tenis, puntualmente, ya hubo madres campeonas y la belga Kim Clijsters tiene un lugar en la historia grande. Ex número uno, cuatro veces campeona de un Gran Slam, integrante del “Salón internacional de la fama del Tenis” y pionera en esto de ser madre y volver a ganar un Grand Slam: primero fue en el US Open y luego justamente el Abierto de Australia en 2011.

“Ejercicio y embarazo en atletas recreativos y de élite” es una declaración del Comité Olímpico Internacional (COI) que resume la evidencia científica encontrada hasta 2015 y la opinión de un conclave de expertos en 2016 en Lausana (Suiza) sobre el tema.

En sus dos textos, por un lado, se describen los efectos del ejercicio en el feto y, en el otro apartado, las consecuencias en la madre. Lo que trasciende a texto en general y ya es una indicación médica absoluta para todas las mujeres y en cualquier condición es la importancia de realizar actividad física, acorde a su situación clínica, durante el embarazo.

En los excesos, lo que ya no es actividad física para la salud, entre los principales riesgos para el feto está el recibir algún traumatismo. Nada de lo que haga una madre atleta puede incluir colisiones o combates.

Hay otras contraindicaciones para la realización de ejercicio que está perfectamente descriptas en el documento del American College of Sports Medicine sobre deporte y embarazo: los embarazos múltiples, los antecedentes de parto prematuro, las hemorragias vaginales o pérdidas recurrentes y las alteraciones del crecimiento del feto, son entre otros motivos excluyentes.

Lo que muy poca gente sabe y es uno de los aspectos más novedosos e importantes de las investigaciones recientes está ligado al impacto del ejercicio en la madre. Se estima que la aptitud aeróbica de la mujer que entrena embarazada se mantendrá igual o mejorará ligeramente durante el período si continúa haciendo ejercicio; mientras lo permita su situación clínica. Ese entrenamiento puede generar después del embarazo un aumento de la aptitud aeróbica entre 5 y 10 años posteriores al parto, si es que continua entrenando al máximo.

En el tenis, otro caso emblemático bastante más reciente ha sido el de Serena Williams que volvió a ser multi campeona como madre. También ha habido casos menos conocidos y exitosos en cosecha de títulos como los de de Mandy Minella y Victoria Azarenka.

En el Abierto de Australia que acaba de comenzar  en Melbourne, Naomi Osaka y Angelique Kerber, serán dos madres ex número 1 del mundo que regresan a competir en un Grand Slam. A ellas se le suma Caroline Wozniacki, que ya tiene dos hijos y también fue número 1 y campeona del Abierto de Australia (2018. En la lista también aparecen Elina Svitolina, Victoria Azarenka, Tatjana Maria, Taylor Townsend y Yanina Wickmayer.

Podría decirse que definitivamente el 2024 es el año que comprueba el fin del prejuicio o preconcepto que establecía la imposibilidad de ser madre y atleta de elite.

La maternidad altera las prioridades pero permite otra mirada del juego. Es muy difícil que un deportista de alto rendimiento, cuando se transforma en padre o madre, no cambie sus apreciaciones sobre el mundo. Ya no se puede volver a casa ofuscado y no hablarle a nadie por un día, como muchos hemos hecho.

Ahora, cuando llegas a tu casa, tenés una criatura que babea y está esperándote para intereactuar. Una personita a la cual poco le importa como te haya ido en el trabajo. La maternidad/paternidad te devuelve a la normalidad cotidiana de un ser humano, algo que muchas veces, quienes son deportistas de elite, pierden de referencia. En Australia y como nunca, para la deportista de elite, también hay vida fuera de burbuja del alto rendimiento.

En esta Nota