miércoles 30 de noviembre del 2022
Tenis

La primera semana del US Open: despedida de Serena Williams y récord de público

La reina del tenis se despidió entre lágrimas y a estadio lleno. Los detalles de la primera semana del Grand Slam estadounidense.

05-09-2022 09:45

"Ha sido el viaje más increíble en el que he estado en mi vida", sollozó Serena Williams (40 años) con lágrimas en su rostro y sin poder contener la emoción, cuando la entrevistaron por televisión desde el estadio Arthur Ashe, atestado de público, al término del partido por la tercera ronda del US Open, que la tenista afroamericana -considerada la mejor jugadora de todos los tiempos- perdió con la australiana Ajla Tomljanovic luego de tres sets.     

La exitosa tenista, ganadora de un total de 23 torneos individuales de Grand Slam, había anunciado que se retiraría como profesional luego del US Open, situación que concitó una enorme expectativa y una concurrencia de público masiva en la primera semana del torneo, como no se había  visto en su historia. El sábado, por ejemplo, estableció su récord histórico de asistencia en un solo día por segundo día consecutivo, con 72.065 aficionados que asistieron al Centro Nacional de Tenis Billie Jean King. La marca (42.259 en la sesión diurna y 29.806 en la sesión nocturna) superó el récord anterior de 72.039 alcanzado el día anterior.

Los famosos que coparon el US Open para despedir a Serena Williams

La despedida de Serena marcó el ritmo frenético de los primeros días, con un aluvión de celebridades de la cultura, el deporte y la política, que se acercaron al barrio de Queens a despedir a una figura icónica del deporte. Entre ellos se destacaron el ex presidente Bill Clinton, el golfista Tiger Woods, el cineasta Spike Lee, la directora de la revista Vogue Anna Wintour (donde Williams anunció su retiro en una entrevista), el boxeador Mike Tyson, el actor Hugh Jackman, la comediante Queen Latifah y la modelo Bella Hadid, entre varios otros famosos.

Spike Lee

Williams se había consagrado campeona del US Open en seis ocasiones, igualando el récord de Chris Evert, que también logró seis títulos entre 1975 y 1982. La marca de Serena tiene una particularidad: en el abierto estadounidense de 2001 jugó la final con su hermana Venus y se convirtieron en las primeras hermanas en enfrentarse en una final de Grand Slam. La final fue presenciada por 22,7 millones de televidentes en Estados Unidos. Al final, Venus se impuso en sets corridos.

Como no podía ser de otra manera, Serena jugó sus partidos en horario nocturno y en el imponente Arthur Ashe, que lleva el nombre del ganador de la edición inaugural del US Open de 1968 y es el estadio de tenis más grande del mundo, con capacidad para 23,771 personas. Para tener una idea más acabada: tiene 8 mil asientos más que cualquier otro estadio en el deporte. Se abrió el 25 de agosto de 1997 e insumió una inversión superior a las 250 millones de dólares.

Serena Williams

Más allá de la entrevista en Vogue, Serena expresó con total candidez como sentía, pasados los 40 años, seguir compitiendo al máximo nivel del tenis mundial. "Honestamente, no puedo esperar a despertarme un día y, literalmente, nunca tener que preocuparme por actuar a un nivel tan alto y competir", le aseguró a su buena amiga Meghan Markle, duquesa de Sussex, en un podcast días antes del torneo.

Sin embargo, durante la entrevista que concedió a Mary Joe Fernandez de ESPN al término de su último partido, la menor de las hermanas Williams dejó la puerta abierta a un posible regreso al tenis. Cuando preguntaron si reconsideraría abandonar la actividad, Williams no dio una respuesta rotunda. "No lo creo, pero nunca se sabe. No lo sé", sentenció. 

Los millonarios premios del US Open

Pero además de la cantidad de público, esta edición del US Open ha establecido otro récord: otorga más de 60 millones de dólares en compensación total para jugadores por primera vez en la historia del evento, superando la cifra récord de 57,5 millones de 2021. Cada ronda en cada evento verá un aumento en la cantidad de premios, incluyendo los 80.000 dólares que se llevó cada competidor individual en la primera ronda del cuadro principal y $ 121,000 en la segunda ronda.

Por levantar el trofeo, los campeones individuales masculinos y femeninos recibirán la friolera de US$ 2.600,000 cada uno. Tanto hombres como mujeres reciben igual cifra en premios, una tradición que se inició en 1973 por presión de Billie Jean King, quien amenazó con boicotear si eso no ocurría. Esto convirtió al tenis en el primer deporte en otorgar el mismo premio a hombres y mujeres.

Los costos en el US Open, desde entradas, comida y alojamiento

Además el público y los premios, también se dispararon vertiginosamente los precios de las entradas. Por ejemplo, con impuestos incluidos, los mejores asientos en el estadio Arthur Ashe para el día de las finales masculina y femenina cuestan más de cuatro mil dólares, dato que confirma la expectativa que ha generado torneo. Para la primera semana de partidos, la entrada más barata en el estadio principal no bajó de los 110 dólares y aún se pueden conseguir a través de la plataforma Tikcetmaster. El anuncio de Serena contribuyó a la súbita escalada de precios.

Todos los precios, no sólo de las entradas sino de los hoteles y la comida, han experimentado un aumento en un contexto donde la inflación en Estados Unidos ha alcanzado su nivel más alto en 40 años. Sin embargo, después de dos años de confinamiento por la pandemia del coronavirus, la masiva afluencia del público demostró que los estadounidenses están ansiosos por gastar en viajes y deportes, sin poner tanto atención en el aumento de los precios por la inflación.

US Open

Los hoteles locales cobraron entre 90 y 520 dólares por noche para los partidos de primera ronda y algunos han llegado hasta más de US$ 700 por este fin de semana que incluye el feriado del lunes, cuando en Estados Unidos se festeja el Día del Trabajo, y se juegan los partidos de cuarta ronda.

El complejo Billie Jean King tiene una oferta gastronómica variada (desde el Mojito Restaurant & Bar, Chicken Country, Fly Fish, hasta Champions Bar & Grill), para todos los gustos. Sobran restaurantes de todo tipo y especialidad, algunos más sofisticados como el caso de Aces, de mariscos, del conocido chef Michael White, distinguido con cinco estrellas Michelin.

Fanáticos tenis

Pero también hay patios de comida comida rápida, menos elegantes, y una abundancia de bares y cafés. Los precios no son moderados: el cóctel oficial conocido como Honey Deuce, una mezcla refrescante de vodka Grey Goose, limonada, licor francés Chambord y hielo picado cubierto con una guarnición de bolas de melón dulce congelado, sale 22 dólares, un 10 por ciento más caro que en 2021. Así y todo, con el calor del verano, la bebida hizo furor en el US Open. 

(*) Especial para 442, desde Flushing Meadows, Queens

En esta Nota