martes 16 de abril del 2024
Tenis

¿Cómo no ilusionarnos?: Tres argentinos en los mejores 30 del año

En el ATP race, Francisco Cerúndolo, Sebastián Báez y Tomás Etcheverry se ubican entre los mejores.

Los que pudimos disfrutar de la famosa “legión” del tenis argentino sabíamos que se trataba de una época dorada, de un suceso anormal, casi imposible de sostener: una final de Roland Garros entre Coria y Gaudio (y Nalbandian en la semifinal), un torneo de maestros con la presencia de los estos mismos tres, un Mariano Puerta en la final de París, ver a Guillermo Cañas ganarle dos veces en el mismo mes a Roger Federer o a Nalbandian ganarle a los tres mejores tenistas de la historia en un mismo torneo (Nadal, Djokovic y Federer).  Y podríamos seguir enumerando hitos de esta camada…

Años después, gracias a Juan Martín Del Potro, Juan Mónaco y Diego Schwartzman es que el tenis argentino tuvo una memoriosa transición al día de hoy: un US Open, dos top ten que dieron varios títulos y hasta una Copa Davis con el equipo capitaneado por Daniel Orsanic (donde también se lucieron Guido Pella, Leo Mayer y Federico Delbonis). Hoy no tenemos la misma realidad ni las mismas expectativas, pero hay un 2023 que adelanta un futuro bastante alentador. 

Es que en el ATP Race, es decir, en la actividad que se jugó hasta ahora en 2023, hay tres jóvenes argentinos entre los 30 mejores. Ellos son Francisco Cerúndolo (20° del mundo), Sebastián Báez (32° del ranking) y Tomás Etcheverry (34°). Ellos tienen 25, 22 y 24 años respectivamente. 

Cada uno tuvo sus hazañas para decir que se trata de su mejor año: “Cisco” está 17° en la carrera de este año y lo primero que hay que decir de lo que se vio del joven de Buenos Aires es que le puede ganar literalmente a cualquiera de los mejores tenistas del mundo. Ya le ganó a Jannik Sinner, sexto del ranking mundial y el cuarto mejor del año, además de ser una de las máximas promesas del tenis. Y fue en su propia casa: en el Masters 1000 de Roma. También le ganó al canadiense (otra joven promesa) Félix Auger-Aliassime, quien en ese entonces era el sexto del ranking (hoy 15°) en el Masters 1000 de Miami. Ni que hablar de que ante Casper Ruud, ex 3° del mundo y actual 5°, le ganó no sólo el año pasado en Bastad (donde Cerúndolo ganó su primer título de ATP 250), sino que repitió la hazaña este año en el ATP 500 de Barcelona.

También le ganó a Taylor Fritz, noveno del ránking mundial, en la tercera ronda de Roland Garros este año. En octavos jugó un partidazo ante Holger Rune, 4° del mundo, llevando al súper tie-break del quinto set un partido que terminó a favor del danés. 

Para sumar a su historial de victorias ante top tens, Cerúndolo le ganó el año pasado en el ATP 500 de Hamburgo a Rublev y a Cameron Norrie en Lyon en este 2023, donde alcanzó la final. Precisamente este año ganó su segundo título en EastBourne, dándole un galardón en césped a un argentino después de 28 años. Sí, nadie de la famosa legión pudo ganar un título en esta superficie y hay que remontarse a Javier Frana en 1995. 

Está claro que el joven de 25 años no tiene techo. El año pasado en Wimbledon le complicó mucho el partido a Rafael Nadal, que ganó en cuatro ajustados sets. Faltaría verlo afrontar a Carlos Alcaraz o Novak Djokovic. Spoiler alert: si los resultados acompañan, podrían verse las caras con el serbio en una eventual cuarta ronda del US Open que arrancó hoy, y que ya tiene a Juan Manuel Cerúndolo, hermano de Francisco, en la segunda ronda del certamen. 

Por otro lado, Sebastián Báez tiene tan sólo 22 años y una esperanza enorme detrás. El dato más fuerte de este año y por el que hoy está 25° en la carrera del 2023 es que ganó 3 títulos de ATP. Créase o no, es el cuarto jugador que más títulos ganó este año y por encima de Báez sólo están los 4 galardones del mismísimo Novak Djokovic, los 5 de Medvedev y los 6 de Alcaraz. 

También de Buenos Aires, ganó no sólo sus torneos en el polvo de ladrillo de Córdoba y Kitzbuhel sino que este sábado ganó en las pistas duras de Winston Salem, similares a las que se juegan en el abierto de los Estados Unidos. En las semis le ganó un partidazo de más de 3 horas a Borna Coric, 23° del escalafón mundial. Con sus títulos y el de Pedro Cachín en Gstaad, el tenis argentino alcanzó su título 232 de ATP y este año con la particularidad de celebrar en todas las superficies. Cuatro de todos estos festejos ya le pertenecen a Báez.

Pedro Cachín consiguió su primer título ATP en Gstaad

Algunos lo recordarán de haberlo visto jugar ante Carlos Alcaraz la final del Next Gen, un torneo donde juegan los jóvenes más destacados del tenis. La final fue para el español, pero el argentino dejó serias huellas de que está para lograr grandes cosas. 

Tiene dos derrotas en Grand Slams que mostraron un gran nivel ante jugadores de jerarquía: En Roland Garros 2022 llegó al quinto set ante el alemán Alexander Zverev, y en el Australian Open de ese mismo año le hizo un partidazo al griego Tsitsipas. Muchos dicen que es sólo cuestión de tiempo para que de un gran golpe en esas instancias. 

Por último, queda hablar de Tomás Etcheverry, quien sí ya dio el golpe en un torneo grande este año al meterse entre los ocho mejores de Roland Garros, dejando en el camino a dos top 20 como Coric y de Minaur, y cayendo contra Zverev en 4 sets en un partido peleado donde el alemán sacó chapa de campeón. A sus 24 años, “Tomy”, oriundo de La Plata, ostenta el 27° lugar en la carrera del 2023. Todavía no tiene títulos ni finales pero no hay dudas de que su saque, su juego extremadamente físico y su enorme corazón se encargarán de darle ese premio pronto. 

Mientras tanto, a poner el ojo con esta camada en donde también está el menor de los Cerúndolo, Juan Manuel, que con sólo 21 años ya tiene 1 título de ATP en Córdoba y 7 Challengers. En 2021 parecía que se llevaba todo puesto y hasta jugó ese mismo torneo de Next Gen que también jugó Báez, aunque no pasó el cuadro en donde también estaban Alcaraz y Rune. Algunas lesiones le complicaron sus objetivos, pero poco a poco está volviendo a ganar y más seguido. Hoy ganó la primera ronda del US Open ante Ivashka en un partido en el que estaba dos sets abajo y terminó levantando con mucha autoridad. En la segunda ronda irá contra el preclasificado 21°, Davidovich Fokina, el próximo miércoles.