viernes 24 de septiembre de 2021
Perfil

VIDEO | 01-08-2021 09:24

Lange y Carranza ya no tienen chances de medallas en Tokio 2020: "Estamos tristes pero con la frente en alto"

Los campeones en Río 2016 clasificaron a la Medal Race de la clase Nacra 17 pero sin posibilidades matemáticas de acceder al podio. Facundo Olezza todavía sueña con una presea. Video.

Un sentimiento agridulce invadió esta madrugada a los campeones olímpicos de Río 2016 Santiago Lange y Cecilia Carranza Saroli, porque si bien aseguraron su presencia en la Medal Race de la clase Nacra 17 de vela, quedaron sin chances matemáticas de colgarse una medalla en los Juegos de Tokio 2020, algo que sí mantiene Facundo Olezza en la clase Finn.

"Estamos tristes pero con la frente alta", resumió Lange, de 59 años, que en la jornada previa ya se había emocionado hasta las lágrimas tras haber tenido un día complicado en cuanto a resultados, que habían condicionado su futuro.

"Algo hicimos mal en estos días en Tokio", agregó el bonaerense que disputa sus séptimos Juegos Olímpicos, en los que ganó tres de las diez medallas olímpicas que tiene el yatching en su historia, el segundo deporte que más preseas le dio a la Argentina.

Una lesión en la espalda de Carranza en la segunda regata del sábado había empezado a modificar el panorama de ilusión que mantenían, algo que se concretó en las tres carreras del domingo en el puerto de Enoshima, donde acumularon un octavo, undécimo y noveno puesto para cerrar la fase clasificatoria en el séptimo puesto de la tabla general.

Lange y Carranza acumularon 75 unidades producto de una progresión que fue de mayor a menor. Los argentinos fueron 6º, 2º, 5º, 8º, 4º, 6º, 6º 14º (el descarte),10º, 8º, 11º y 9º en las doce regatas que determinan las diez embarcaciones que pelean por la medalla.

Aunque los 28 puntos que los separan de los alemanes Paul Kohlhoff y Alicia Stuhlemmer, ubicados provisoriamente en el tercer puesto, hacen imposible matemáticamente la chance de acceder al podio en Tokio.

Más arriba están los máximos candidatos Italia (23) y Gran Bretaña (35), mientras que Australia (54), España (62), Dinamarca (66) todavía aspiran a pelear. Francia (76), Estados Unidos (93) y Brasil (97) completan la nómina junto a la dupla albiceleste para la carrera final del martes a las 3:33.

A diferencia de lo que ocurrió con otros deportistas luego de su participación en Tokio 2020, tanto Lange como Carranza destacaron la buena preparación que pudieron tener después de las complicaciones por los meses encerrados producto de la cuarentena obligatoria por la pandemia de coronavirus.

"Esto es deporte. La verdad es que esta semana navegamos peor que durante toda la preparación. No hay excusas, tuvimos todo para poder llegar a la altura. Con tiempo tendremos que revisar que pudimos haber hecho diferente", sostuvo Lange, en declaraciones a TyC Sports.

"Esta semana los rivales fueron mejor que nosotros y hay que aceptarlo. La sensación es de tristeza pero hay que dar vuelta la página y seguir para adelante. Durante nuestra preparación no nos faltó nada, tuvimos todo para entrenar, lo dimos todo y eso nos deja tranquilos", completó Carranza, visiblemente afectada y con bronca por su lesión.

La ilusión de Facundo Olezza

Diferente fue la historia para Facundo Olezza en la clase Finn, porque sí pudo recuperarse de un mal sábado de competencia y, con dos terceros puestos en las últimas regatas clasificatorias, quedar a la expectativa de la lucha por el podio en la Medal Race.

Olezza, de 25 años, logró la clasificación a la carrera decisiva con 52 puntos, a 13 del podio parcial, lo que ilusiona con pelear una medalla olímpica y mantener la racha de los últimos Juegos Olímpicos para este deporte.

Es cierto que tendrá la obligación de terminar entre los primeros puestos de la Medal Race, que entrega doble puntaje, de mínima por encima del neozelandés Josh Junior (47) y del neerlandés Nicholas Heiner (52), y esperando lo que hagan el tercero Joan Cardona (España, 39) y el segundo Zsombor Berecz (Hungría, 37).

"Hoy me sentí muy bien, creo que fue importante recuperarme de un día tan malo, hubo mucha intensidad en el agua. Pero el deporte y la vida es levantarse cuando uno se cae, salí con la cabeza bien enfocada. Estas semanas fueron las más difíciles que nos tocaron vivir, todavía quedan dos días y quiero meterle a esto. Te preparás muchos años para estar acá, y en estos días tenés la presión de rendir para representar al país", admitió Olezza, que volverá a presentarse el martes a las 2:33 (hora argentina).

Quienes se despidieron sin poder acceder a la carrera final fueron Belén Tavella y Lourdes Hartkopf, quienes finalizaron 16° en la séptima regata y 19° en la octava, para cerrar en el puesto 19° en la general de la clase 470.

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en