442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
20/08/2017

Le negaron un minuto de silencio y conmovió a todos

El homenaje de un nadador español a las víctimas del atentado en Barcelona. //Captura video

Al nadador español Fernando Álvarez Penalva no le permitieron recordar a las víctimas antes de la largada pero se las arregló igual para hacer su homenaje. Video.

El atentado que sufrió Barcelona conmovió al mundo entero y por ese motivo el nadador español Fernando Álvarez Penalva quiso rendir un pequeño homenaje a las víctimas en la previa de la competición en el Mundial Master que se desarrolla en Budapest.

El nadador pidió autorización para realizar un minuto de silencio pero increíblemente, las autoridades de la Federación Internacional de Natación (FINA) le negaron esa posibilidad alegando “falta de tiempo”.

Pero para el nadador eso no significó un impedimento y sorprendió a todos cuando al momento de zambullirse a la pileta par para la competencia de los 200 metros estilo pecho se mantuvo firme en su lugar mientras sus rivales luchaban por llegar al podio.

“Me he quedado quieto, como cuando te decían ‘firmes’ en la mili. Y así me he quedado yo. Salí un minuto después. Pero me da igual, lo estaba sintiendo más que si gano todos los oros del mundo”, comentó más tarde en diálogo con el diario español La Vanguardia.

Archivado en: , , , , , ,

 

 

2 pensamientos en “Le negaron un minuto de silencio y conmovió a todos”

  1. Fernando alvarez peñalba , las convicciones , el sentir yla humanidad , no se premian con el , sino con el respeto y la aceptacion del mundo libre, estoy con vos ,

  2. Ese minuto de silencio,de ese nadador,ha sido MAS ATRONADOR,QUE MIL BOMBAS JUNTAS!!làstima
    que la informacion es incompleta, ya FALTA
    SABER, donde se escondieron los organizadores
    despues de esa …..ACTITUD ESTUPIDA !!!,
    Lo menos que deberian haber hecho para recuperar credibilidadm es haber hecho UNA NUEVA LARGADA, (PREVIO MINUTO DE SILENCIO)

Los comentarios están cerrados.

Opinión