442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
16/01/2018

El millonario que puso en jaque a Carlos Sainz

Kees Koolen, empresario exitoso y protagonista de una polémica con el español Carlos Sainz. //AFP

El holandés y dueño de Booking Kees Koolen acusó al piloto español de haberlo atropellado y no auxiliarlo. Tras la sanción, todos quedaron disconformes.

El holandés Kees Koolen fue noticia por primera vez desde que corre el Dakar, una costumbre que inició en 2009. No por un buen resultado en la categoría cuatriciclos, donde compite, sino por estar involucrado en una polémica con uno de los protagonistas de la competencia: el español Carlos Sainz, líder de la general en autos.

Koolen, de 52 años, tuvo siempre más exito en el mundo de los negocios que en el Dakar. Su máximo logro como emprendedor es Booking.com, que pasó de ser una pequeña compañía, fundada en Ámsterdam en 1996, a una de las mayores empresas de comercio electrónico de viajes a nivel mundial.

En el legendario rally, en tanto, probó suerte en todas las categorías: motos, autos, camiones y cuatriciclos, siendo en esta última división en la que consiguió su mejor resultado al terminar 17° el año pasado.

La polémica que involucra a Koolen y Sainz ocurrió en la séptima etapa entre La Paz y Uyuni, en territorio boliviano. El empresario aventurero acusó al piloto de Peugeot de haberlo atropellado y de no auxiliarlo, algo que el piloto español negó.

“Cuando vi al Peugeot detrás de mí, me tiré hacia un costado, pero no pude controlar el cuatriciclo porque había mucho barro y eso me hizo volver al camino. Ahí fue cuando el auto me pegó”, sostuvo Koolen, quien aseguró que en el incidente destruyó su quad y terminó con el brazo derecho golpeado.

“Activé el Sentinel y noté que el quad me vio. Él se sale de la pista y en ese momento acelero. Cuando estoy en velocidad, él pierde el control, se vuelve a meter en el camino, pero logré esquivarlo de milagro. Lo pasé muy cerca, pero no le pegué. Mi coche no tuvo ningún impacto y su quad, tampoco. De pegarle, hoy estaríamos hablando de algo mucho peor”, se defendió Sainz.

Algunos minutos después de ese incidente, Koolen fue superado por Stéphane Peterhansel (Peugeot), que hasta ese momento era líder entre los autos. El francés lo esquivó con lo justo y al hacer esa maniobra chocó contra una piedra que le dañó toda la parte trasera de su vehículo. Ese contratiempo fue el que le hizo perder una hora y 45 minutos y lo dejó sin el primer puesto de la general, que pasó justamente a manos de Sainz.

El lunes por la tarde, mientras pilotos y equipos llegaban a Salta después de la cancelación de la novena etapa con inicio en la boliviana Tupiza, los comisarios deportivos analizaron lo sucedido y determinaron que Sainz fue culpable de una maniobra antideportiva. Debido a eso le aplicaron una sanción de diez minutos de recargo. El castigo no conformó a Koolen ni al equipo Peugeot.

El empresario holandés amenazó con iniciarle acciones legales a ASO, la compañía que organiza el Dakar. “Me parece una sanción ridícula… Si ellos no revén esta medida, yo puedo contratar a los mejores abogados del mundo e iniciarles acciones legales“, dijo el motociclista empresario.

Bruno Famin, responsable del equipo francés, se mostró indignado: “No aceptamos la naturaleza de la penalidad. Si el colegio deportivo decide que hay un problema de comportamiento debería poner una multa económica y no una penalidad en tiempo. Eso no es lógico para nada. Están dañando el resultado deportivo de la carrera“, afirmó.

Una hora después de conocerse la sanción, Peugeot hizo oficial su intención de apelar el recargo a Sainz, algo que puede hacer efectivo dentro de los próximos tres días.

Con el madrileño liderando ahora la carrera por 56 minutos sobre el qatarí Nasser Al-Attiyah (Toyota), la apelación puede ser un as en la manga para el equipo francés. Más allá de eso, nadie se olvidará jamás de Koolen, el millonario que puso en jaque al “Matador” Sainz.

Fuente: DPA

Archivado en: , , , , , , ,

 

 

Opinión