442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
23/01/2016

Granos, cereales, carne y jugadores

Cada vez más argentinos juegan en el exterior. La temporada pasada superaron los 1.700. Van a lugares tan remotos como El líbano o Vietnam. //Infografía S. Ucedo

Más de 1.700 argentinos están desparramados por el mundo. Destinos como Vietnam, Líbano y Mozambique les permiten a muchos cumplir el sueño de vivir del fútbol.

Argentinos, argentinos y más argentinos. Si hay algo de lo que hay que estar seguro es que los potreros criollos siguen siendo una fábrica exportadora de semillas por el fútbol del mundo. No sólo las grandes figuras pueden cumplir el sueño de jugar en el exterior sino que según una actualización de la página Argentinos (AXEM) por el mundo hay más de 1.700 futbolistas desparramados por el globo. Destinos como Líbano, Vietnam, Angola o Mozambique almacenan historias para todos los gustos, como la de un campeón del mundo sub-20 que hoy despunta el vicio de patear una pelota en la novena división de Inglaterra.

Sir Julio. Surgido de Argentinos Juniors, Julio Arca fue uno de los últimos campeones del mundo sub-20 de la era Pekerman, en 2001. Su carrera en el exterior se desarrolló íntegramente en Inglaterra. Estuvo seis años en el Sunderland –club en el que hoy trabaja en inferiores– y siete en el Middlesbrough, hasta que una mala recuperación de una lesión en el pie lo obligaron a retirarse. “Un año después empecé a jugar Sunday League que es como jugar los partidos de country con amigos. Fue como volver 25 años atrás con peores canchas. El pie fue mejorando y a mediados de 2015 me llamó el técnico del South Shields para ofrecerme que vaya a jugar”, le dice el lateral izquierdo por Skype a PERFIL. ¿En qué división está del fútbol británico? “Es la novena, se llama Northern Football League (Division Two). En el club quieren que en cinco años pase de ser un equipo semiprofesional a uno profesional, y para eso necesitamos ganar cuatro divisiones más”, asegura Arca. “¿Por qué volví a jugar? Porque no quería que una lesión me retirara. Y por suerte mal no me está yendo. Hice varios goles de tiro libre y me siento bien. Espero que llegue el verano para cumplir una cuenta pendiente: salir a la cancha con mi hijo”.

Además de Arca son varios los jugadores que se ganan la vida en el Viejo Continente. Tal es el caso de Hernán Losada, aquel talentoso enganche que vislumbró buenas actuaciones en Independiente y que hoy juega en el Beerschot Wilrijk de la Tercera División de Bélgica. Uno que está solo en Bulgaria es el ex Vélez Juan Manuel Varea, quien en algún momento fuera denominado el mejor jugador de la liga de Bosnia y que desde el año pasado defiende los colores del Cherno More de Varna. Otro que tiene el privilegio de ser el único futbolista albiceleste en esa soledad es Luis Ibáñez, lateral que debutó en la primera de Boca y que hoy juega en el Estrella Roja de Belgrado, el club más grande de Serbia.

Africa. Sin dudas, el continente negro es el que menos presencia argentina tiene. Hay un solo jugador en todas las ligas. El correntino Fernando Avalos es un trotamundos del fútbol que después de debutar en Nueva Chicago en 1997 agarró el bolso para pasar por Brasil, Suiza, Portugal, Alemania y Chipre hasta que llegó al Bravos do Maquis de Angola.

Hasta hace unas semanas había otro argentino en tierras africanas: Kevin Cáseres, un volante surgido de Racing que pasó por Almagro y estuvo un año en la tercera división en Portugal, jugaba en Mozambique. El neuquino jugaba en el Costa do Sol de una liga conocida como Moçambola que tiene 16 equipos y que este año cumple cuatro décadas de su fundación.

Líbano. Otro jugador surgido de las inferiores de Racing es Lucas Galán. La particularidad de este delantero que compartió categoría con Gabriel Mercado, Claudio Yacob, Sergio Romero y Maximiliano Moralez, es que es el único argentino que juega en un fútbol que está 140º en el ranking FIFA. Sólo 12 equipos compiten en su torneo de Primera División –Premier League– y uno de ellos es el de Galán, el Al Salam, ubicado en la ciudad de Zgharta, dos veces campeón de la Copa Líbano (1987 y 2014).

Caribe. No hace goles como su primo Bernardo, hoy mánager de San Lorenzo, pero Miguel Angel Romeo es el único en la Liga de Trinidad y Tobago. Este volante juega en el St. Ann’s Rangers de la TT Pro League, de la que nunca fue campeón y que viene de ser noveno. El porteño estuvo seis años en el Victoria Vikes canadiense y jugará en su tercer equipo triniteño. Otros que representan en soledad a los argentinos por esos lados son Sebastián Uranga, quien juega en el Metropolitano de Puerto Rico, y Cristian Rivadeneira, en el Atlético Pantoja de República Dominicana.

Vietnam. Hasta este mercado de pases, entre Primera y Segunda división había en Vietnam ocho argentinos. Hoy sólo quedan dos: Víctor Ormazábal, ex Boca, y Gonzalo Marronkle, ex Lanús, compañeros en el Ha Noi T&T. La mayoría de los que jugaron en la V. League 1 o 2 (ascenso) llegan por contactos con Mauricio Giganti, un pampeano que logró prestigio y renombre en aquel país como jugador y técnico. Hoy cumple funciones como representante y los dirigentes de los clubes confían mucho en los futbolistas que acerca.

Argentinos y más argentinos. Es inevitable: allí donde haya una pelota habrá uno.

Malasia, una sucursal celeste y blanca

Una inversión a largo plazo. Johor Darul Takzim es uno de los clubes más poderosos de Malasia, queda en la ciudad de Johor Bahru y cambió su historia en 2012 cuando Tunku Ismail, príncipe heredero del Sultanato de Johor, decidió romper el chanchito y armar un súper equipo.

El Gordo Leonel Núñez fue el primer argentino en llegar a finales de ese año. Pero el desfile siguió. Luego rompieron el mercado con la incorporación de Pablo Aimar, quien jugó apenas ocho partidos en 2014. Sin embargo, el Payasito fue parte del plantel que tuvo a Luciano Figueroa y Jorge Pereyra Díaz entre sus artilleros en el equipo que terminó siendo campeón.

La temporada pasada Mario Gómez llegó para ser el entrenador y consiguieron el bicampeonato con Patricio ‘Patito’ Rodríguez como parte del plantel. Además, en noviembre pasado ganó su primer título internacional al derrotar al F.C. Istiklol Dushanbe de Takiyistán.

Esta nota fue publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil.

Archivado en: , , , , , , , , , ,

 

 

Opinión