442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
26/01/2017

Serena y Venus Williams van por la gloria

Serena Williams jugará una nueva final de Grand Slam ante su hermana Venus. / AFP

Las estadounidenses jugarán otra histórica final. Si la menor de las hermanas resulta ganadora será la tenista que más veces se llevó un Grand Slam en la era profesional.

La tenista estadounidense Serena Williams, número dos del mundo, se enfrentará a su hermana Venus en la final del Abierto de Australia tras derrotar a la croata Mirjana Lucic-Baroni en dos sets, por 6-2, 6-1, en Melbourne.

Esta será la novena final entre las hermanas Williams en uno de los cuatro torneos del Grand Slam y la primera desde la edición de 2009 en Wimbledon, cuando ganó Serena.

“Estar de nuevo las dos en una final es el mayor de nuestros sueños”, afirmó Serena, de 35 años, ante los espectadores del Rod Laver Arena.

La de 2009 había sido la última final de Grand Slam de Venus Williams, que entre 2010 y 2014 vio su carrera eclipsada en parte debido a problemas de salud.

La estadounidense de 1,85 metros de altura, la jugadora más veterana del torneo a sus 36 años, se clasificó para la final de Melbourne tras derrotar a su compatriota Coco Vandeweghe en tres sets por 6-7 (3/7), 6-2 y 6-3.

Por su parte, Serena no dejó ninguna oportunidad a Lucic-Baroni y marcó casi dos veces más puntos que ella (56 contra 33).

La menor de las hermanas Williams busca lograr su 23º título de Grand Slam, que le daría el récord de la era profesional por delante de Steffi Graf (22) y la acercaría al récord absoluto de la australiana Margaret Court (24).

Si gana por séptima vez el Abierto de Australia, Serena recuperará el primer puesto mundial a expensas de la alemana Angelique Kerber.

En tanto, esta será la 15ª gran final y la segunda en Australia para Venus, siete veces ganadora en Grand Slam (5 en Wimbledon y 2 en el Abierto de Estados Unidos), tras la de 2003 que Venus perdió también contra su hermana menor.

Durante tres años y medio, la mayor de las Williams no logró participar en la segunda semana de ningún torneo importante. Pero no tiró la toalla y desde el año pasado parece revivir una segunda juventud. En julio llegó a las semifinales de Wimbledon y emprendió el Abierto de Australia como número 17 del mundo.

Fuente: AFP

Archivado en: , , , ,
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión