442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
08/02/2017

Argentina igualó con Brasil y sueña con el milagro

Lautaro Martínez le dio una vida más a Argentina en el Sudamericano Sub 20. //AP

Cuando el partido se moría, el equipo de Ubeda puso el 2-2 que lo deja con vida. En la última fecha, deberá ganarle por cinco goles a Venezuela. Video.

El seleccionado argentino de fútbol Sub 20 quedó al borde de perder toda chance de ir al Mundial de Corea del Sur, pero lo mantuvo con vida, aunque necesitará poco menos que un milagro, el empate 2-2 que rescató ante Brasil en el tiempo adicionado del clásico correspondiente a la penúltima fecha del hexagonal final del Sudamericano de Ecuador.

En el Estadio Olímpico Atahualpa, en Quito, el equipo de Claudio Ubeda mostró un pobre nivel desde que empezó el Sudamericano y lo mismo le ocurrió ante los brasileños y eso sucedió a pesar de que tampoco fue saludable el rendimiento del adversario histórico tanto en la ocasión como a lo largo de esta competencia.

A un capítulo del desenlace, lidera las posiciones Uruguay, con 9 unidades; lo escoltan Ecuador y Venezuela, con 7, y completan las posiciones Brasil, con 5; Argentina, con 4, y Colombia, con 1.

En el último capítulo del Sudamericano, Argentina para acceder a la Copa del Mundo deberá apabullar a Venezuela y superarlo por un mínimo de 5 goles de diferencia, o vencerlo en el mano a mano y rezar para que Colombia, ya eliminado, le quite puntos a Brasil.

El episodio inicial entre albicelestes y verdeamarelos terminó 1-1, porque, a los 9 minutos, Richarlison ingresó por el medio del área ajena y su primer intento lo bloqueó Nahuel Molina, pero el delantero recogió el rebote y batió a Facundo Cambeses.

A los 25, basándose en el espíritu indomable de Brian Mansilla, el equipo de Ubeda alcanzó la igualdad, debido a que el cotizado y prometedor futbolista del Racing Club desvió con eficacia una pelota frente al arco, que había bajado Cristian Romero, de cabeza.

Mansilla, quien fue clave en la levantada del conjunto, sobre el final de la etapa definió muy cerca del poste izquierdo en una escena que pudo haber sido clave.

La segunda parte del clásico también fue deslucida, pero el árbitro chileno Roberto Tobar cobró penal por un agarrón de Tomás Belmonte y esa oportunidad la aprovechó al máximo Vizeu, en el minuto 20.

Con Mansilla reemplazado por lesión, Argentina careció de respuestas adecuadas, pero puso sobre el terreno, más allá de sus limitaciones, al menos fuerza de voluntad, y con un cabezazo de Lautaro Martínez rescató el 2-2 definitivo, que al menos lo mantiene con vida hasta el partido despedida.

Fuente: DyN

 

Archivado en: , , , , , , , ,

 

 

Opinión