442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
16/06/2018

El uno por uno de Argentina: Messi, el mejor, como siempre

El equipo titular de la Argentina ante Islandia. / AFP

Análisis de cada jugador albiceleste, en el frustrante empate con Islandia. Sin ser lo determinante que se espera de él, Lionel Messi fue el mejor, como casi siempre.

Wilfredo Caballero. Dio rebote en el primer intento serio de Islandia, y la tuvo que ir a buscar adentro. Tampoco la defensa lo ayudó ya que miró la pelota pasar por el área de ida y de vuelta sin acertar a sacarla. En una buena jugada de Islandia, que terminó con un tiro que parecía sencillo, volvió a dar rebote y lo salvó Mascherano, que simplificó y salió jugando. Dubitativo y nervioso después del gol, no dio la seguridad necesaria en un partido en el que previsiblemente, iba a tener poco trabajo. En el segundo tiempo, casi no tuvo intervenciones, pero volvió a mostrarse inseguro.

Eduardo Salvio. Algunos buenos desbordes, buena salida, pero se enredó como toda la defensa en el gol de Islandia. Se mostró bien, pero no siempre tuvo la rapidez necesaria para jugar al borde del área contraria, haciendo una de más o pateando cuando tenía la marca encima.

Nicolás Otamendi. Ganó de arriba en el área contraria en varios corners, anticipando a los altos de Islandia, pero sin peligro. Se sumó al error colectivo el gol islandés. Tapó un buen ataque contrario en el comienzo del segundo tiempo, en el momento de mayor confusión argentina.

Marcos Rojo. Comprometió a Caballero en un pase al medio, que casi nos cuesta el gol cuando el partido estaba 0 a 0. Probó al arco desde media distancia, que terminó siendo un pase al punto del penal y Agüero aprovechó para poner en ventaja a la Argentina. Le costó meterse en el partido, pero se pudo asentar después del empate islandés, jugada en que la vio pasar sin intervenir, como toda la defensa. Cortó bien algunos avances pero no aportó demasiado en el segundo tiempo.

Nicolás Tagliafico. Estuvo en las dos primeras aproximaciones argentinas en ataque, pero sin mucha seguridad en la marca, no aportó claridad en la defensa. Se sumó varias veces al ataque, sin mayor peligro.

Lucas Biglia. Impreciso en la marca, tampoco fue efectivo en el ataque. Le faltó movilidad y asociarse mejor con sus compañeros. Salió reemplazado a los 8 del segundo tiempo.

Javier Mascherano. Cortando bien, asociándose de la mitad de cancha para adelante, fue algo más parecido al guerrero del mundial 2014 que al que cuestionaron muchos en los últimos partidos. Corrigió muy bien un rebote peligroso de Caballero, simplificando una jugada que podía complicarse. En el segundo tiempo, casi todos los avances argentinos arrancaron desde sus pies. Buenas asociaciones con Messi, le puso una pelota bárbara para su zurda, pero lo anticiparon bien cuando iba a definir al borde del área chica.

Lionel Messi. Primer tiro al arco a los 16 del primer tiempo. Bien bajando a cortar algunas pelotas en la mitad de la cancha, tocando y asociándose algo con Di María, mejor con Agüero, siendo opción de pase siempre. Incómodo para recibir y para tocar, siempre tenía una marca molesta o un foul táctico encima. No siempre pudo ser el conductor, pero buscó asociarse y fue el que intentó colectiva e individualmente ante una defensa amurallada, a la que finalmente no le encontró la vuelta. Hizo un jugadón, algo sucio, a los 10 del segundo tiempo, que terminó en un corner. Tiró un lindo centro en el que le hicieron el penal a Meza, pero lo pateó mal. Anunciado, débil y previsible, fue fácil para que el arquero lo desvíe. Después de un bajón lógico, se recuperó y siguió intentando. Lo siguieron siempre de cerca, le hicieron varios fouls cerca del área, que pudo haber facturado de tiro libre un par de veces, pero en una se le fue por arriba del travesaño y en el otro, pegó en la barrera. Tuvo también un lindo remate que se fue a menos de 50 centímetros del palo derecho del arquero islandés. Así y todo, no fue todo lo determinante que se esperaba de él.

Maximiliano Meza. Asociándose por momentos con Messi, siempre atento para mostrarse y moverse. Salió faltando menos de diez minutos para que entre Higuaín, algo que no había sido entrenado nunca, y que no dio el resultado esperado.

Ángel Di María. Mal los centros y en los corners, tuvo pocas intervenciones, alternando buenas llegadas y malas resoluciones. No se asoció todo lo necesario con Messi y debió haber salido antes de los 28 del segundo tiempo en que Sampaoli decidió su reemplazo.

Sergio Agüero. Comprometido hasta en recuperar la pelota en el mediocampo. excelente media vuelta para meter un zurzdazo bárbaro en el gol, el primero que convierte en un mundial. Pivoteó bien con los otros delanteros, tratando de abrir la nutrida y cerrada defensa islandesa. Tuvo una en el área durante el primer tiempo, y fue gol. En el segundo tiempo, siguió intentando, pero no tuvo claridad.

Ever Banega. Movedizo y siempre solidario. Se apuró a patear en un avance con espacios, algo desordenado, le aportó movilidad en el ataque, tratando de ser una rueda de auxilio para eludir el férreo control de los islandeses a los delantero argentinos, tuvo un tirito al arco después de una gran jugada de Messi, que fue a las manos del arquero.

Cristian Pavón. En la primera que tocó, lo pisaron y desestabilizaron. Pareció más penal que el que cobró el árbitro polaco. Se mostró mucho más comprometido que Di María. El arquero le sacó una pelota que merecía ser gol. Se asoció mucho más y mejor con Messi que el Fideo. Debió entrar antes, por lo que jugó y por lo poco que jugó Di María.

Gonzalo Higuaín. Movedizo, por jugó por afuera, no tuvo tiempo para modificar lo que sus compañeros no pudieron resolver durante el partido. Otro que quizá debió entrar un rato antes, para poder generar algo más.

Archivado en: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

 

Opinión