442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
12/02/2019

Bochorno por un penal que terminó en un «pique»

Escándalo por una penal que terminó en un pique en la Primera C. / Captura.

El árbitro de San Martín-Berazategui sancionó un penal y tras varios entredichos dio marcha atrás con una acción sin precedentes en el fútbol argentino. Video.

A los 16 minutos del segundo tiempo del partido entre San Martín y Berazategui, por la 22º fecha de la Primera C, el árbitro Cristian Benítez sancionó un penal favorable a la visita. Pero, tras varias idas y vueltas y a instancia del línea Ariel López, increíblemente, terminó dando un «bote a tierra».

Más allá de que era una especie de final anticipada entre los últimos dos de la tabla de los promedios, hasta el minuto 16 del complemento, el partido entre San Martín de Burzaco y la Asociación Deportiva Berazategui se estaba disputando a dientes apretados, pero con absoluta normalidad.

Con el partido 2-1 en favor del local, en ese fatídico minuto, sucedió algo sin precedentes en la historia del fútbol argentino, reglamentariamente hablando: el 3 de San Martín, Lucas Angelini, que ya estaba amonestado, bajó claramente una pelota con la mano dentro de su área tras un centro desde la derecha de Lucio Nadalín y el árbitro no dudó en sancionar el correspondiente remate desde los 12 pasos, ante la protesta aireada de todos los jugadores locales que se abalanzaron sobre su humanidad, reclamándole que la mano había sido fuera del área y no adentro, tal cual él la había visto.

En tanto, dos jugadores locales fueron a reclamarle al asistente Ariel López, quien hasta ese momento no sólo no había levantado la bandera sino que ya se encontraba en la zona de intersección de la línea de meta y el área penal, convalidando así la sanción de su colega.

Curiosamente, tras casi un minuto de intercambio de palabras con ambos jugadores, el asistente recién allí levantó su bandera para llamar al árbitro. ¿Por qué fue en un primer momento a ese sector y por qué después de hablar con los jugadores cambió de idea y levantó la bandera? ¿Hubo apriete?

Lo cierto es que después de esa charla, el árbitro volvió al área haciendo el claro gesto de que la mano no había existido. Otra vez el escándalo, esta vez por el lado de los jugadores visitantes que le seguían reclamando el penal que ya había sancionado en primera instancia

La novela siguió con el ingreso del otro asistente y otra reunión con sus colegas tras la cual pasó lo inexplicable e insólito: Benítez decidió reanudar el partido con un pique a tierra, lo que causó el asombro de hasta los mismos jugadores de San Martín que estaban parados dentro de su área, esperando por la ejecución del tiro libre, ya que su reclamo pasaba porque la mano había sido fuera del área, pero no que no había existido la infracción.

Al ser consultado sobre esta extrañísima situación, un reconocido árbitro del ascenso no ocultó su asombro y apoyado en el reglamento dejó en claro el error gravísimo cometido finalmente por su colega.

«El asistente López no debería haber ido a la intersección de la línea de meta y el área penal, ya que debería haberse quedado a la altura donde fue sancionada la infracción por el árbitro principal porque al ir a ese sector estaría convalidando el fallo original. Si él vio que no hubo mano o que la mano había sido afuera del área, automáticamente tendría que haber levantado la mano al instante y no después de discutir con dos jugadores del equipo sancionado, tal cual se aprecia claramente en el video. Por eso, el fallo de Benítez es totalmente antirreglamentario«, explicó nuestra fuente.

¿Qué fue lo que pasó entre los dos jugadores locales y el línea? Esa es la pregunta del millón y la que, como suele pasar en estos casos, difícilmente tenga una explicación lógica, y, mucho menos, reglamentaria.

Archivado en: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

 

Opinión