miércoles 07 de diciembre del 2022
Fútbol

Calor, emoción y la "resaca" por Messi en el último partido del Barcelona en Estados Unidos

El conjunto culé cerró su pretemporada invicto con victoria ante Red Bulls.

31-07-2022 14:27

El espectáculo transcurrió fuera del campo de juego. ¡Barça, Barça, Barça! El cántico de los poco más de 17 mil aficionados que se dieron cita en el cierre de la pretemporada estadounidense del Barcelona FC. en el estadio de los Red Bulls, en Harrison, Nueva Jersey, se hizo aún más evidente con el ingreso al campo de juego de las nuevas estrellas del blaugrana, el brasileño Rafinha y el polaco Lewandowski.

El partido, que terminó con una cómoda victoria del visitante por 2 a 0, fue ameno pero los condimentos principales fueron el calor y el entusiasmo de los hinchas.

Desde antes de comenzar el partido, el bonito estadio de los Red Bulls vibró con la emoción de los fanáticos estadounidenses que acudieron a la cita con una fuerte presencia de la comunidad hispana -combinación de inmigrantes mexicanos, dominicanos, centro y sudamericanos- que ha impulsado la pasión por el fútbol en Estados Unidos y le dado una impronta incuestionablemente latina a la pujante y ya consolidada Major League Soccer (MLS), la liga de fútbol profesional. Gorros, banderas, camisetas y hasta bufandas -a pesar de los 30 grados de temperatura-, se vendieron sin parar en las inmediaciones del estadio con precios que oscilaron entre los 10 y los 50 dólares.

Y a pesar de que los estacionamientos en Harrison no permiten el “tailgating” (la costumbre americana de reunirse fuera del estadio equipo para comer, beber y socializar) el olor a carne asada que emanaba de las parrilas de los vendedores ambulantes le imprimió a la tarde un sabor especial para disfrutar del entreteniendo espectáculo deportivo con el estomágo lleno. Si bien el equipo de Red Bulls está realizando una más que decente campaña en el torneo de la MLS, con un cuarto puesto en la conferencia del Este y una derrota reciente en las semifinales de la Open Cup, en su propio campo de juego en Nueva Jersey, actuó claramente como visitante.

Es que los aficionados llegaron entusiasmados por ver a las figuras internacionales del blaugrana como los consagrados Sergio Busquets, Jordi Alba, Marc-Andre ter Stegen, Gerard Piqué, Pierre-Emerick Aubameyang, Ousmane Dembélé, Memphis Deepay y las jóvenes estrellas Ansu Fati y Pedri, liderados por el legandario entrenador y ex mediocampista culé Xavi Hernández. Y por supuesto que en esta zona del noreste de Estados Unidos nadie olvida a Lionel Messi.

Como ocurre en otros rincones del mundo, la multitud en Harrison también coreó el clásico ¡Messi, Messi, Messi!, como forma de honrar a la máxima leyenda blaugrana, ahora en el PSG. La resaca que dejó su intempestiva salida del club en miles fanáticos aún perdura en la memoria de los aficionados que lucen, con orgullo, la camiseta con su nombre y el 10 en la espalda. Messi había jugado contra los Red Bulls el 12 de agosto de 2006, con una victoria de 4 a 1 para Barcelona (2 goles de Ronaldinho, uno de Leo y otro de Saviola) y fue como siempre su figura.

El otro partido entre ambos equipos fue el 6 de agosto de 2008 y el Barcelona ganó por 6 a 2, pero sin la presencia del astro argentino. Ambos encuentros se jugaron en el estadio Met Life (entonces conocido como Giants), en East Rutherford, también en el estado de Nueva Jersey.

Claro que también los fanáticos incondicionales del equipo local festejaron y aplaudieron a los jugadores de Red Bulls, especialmente en el primer tiempo cuando por momentos jugaron de igual a igual contra un conjunto blaugrana que cerró invicto su gira estadounidense, con victorias frente al Inter Miami (6-0), su archirival Real Madrid (1-0) y un empate con Juventus (2-2).

La ex estrella de la selección francesa Thierry Henry, quien se desempeñó en el Arsenal de Inglaterra, también el Barcelona y terminó su carrera en los Red Bulls, fue el encargado de tirar la moneda en el sorteo y allí recibió una ovación del público, que aún recuerda su buena cosecha de goles para el equipo de Nueva Jersey.

Otro de los que no se quiso perder la presentación del equipo catalán fue estrella de cine Dwayne “The Rock” Johnson, quien se tomó unas fotografías y se dejó ver sonriente en el estadio, disfrutando del partido. Lo propio hizo Royce O’Neale, jugador de los Brooklyn Nets de la NBA, quien también estuvo presente en el partido y fue vitoreado por los partidarios locales. Como ocurrió en las anteriores presentaciones del Barcelona en Las Vegas y Dallas, el público en Estados Unidos no le perdonó al defensor estrella Gerard Piqué el desplante y escandalosa separación de la cantante colombiana Shakira. Y volvió a ocurrir en Nueva Jersey: cada vez que tocó el balón, fue abucheado por los aficionados.

El sábado comenzó en el banco de suplentes y cuando ingresó en el segundo tiempo de inmediato se ganó el rechazo de la gente. Hacia el final del partido, sin embargo, algunas lucidas intervenciones le hicieron ganar unos cuantos aplausos. 

El partido fue intenso y como Red Bulls están en plena competencia ante un equipo blaugrana en pretemporada, el trámite fue parejo y disputado. Barcelona marcó el primer gol luego de una excelente combinación entre Rafinha y Dembélé, que esto último definió con gran categoría. A poco del final Memphis Deepay, que aún no se sabe si continuará en el plantel en esta temporada, aumentó la difernecia y puso justicia en el marcador. A pesar de que mucho intentó y que sus compañeros lo habilitaron en varias oportunidades, Robert Lewandowski tuvo una tarde opaca y se marchó de Estados Unidos sin poder marcar su primer gol para el Barça, con varios
remates desviados por arriba del travesaño.

Un dato curioso fue que, a pesar de jugarse tratarse de un amistoso, a diez minutos del final un joven jugador del equipo local, Daniel Edelman, de 19 años, fue expulsado con tarjeta roja luego de una entrada violento contra Pablo Torre. Otro fue la indumentaria que utilizó el conjunto azulgrana, alernativa en este caso, con colores dorados tanto para camiseta como pantalones y medias, como una referencia a los Juegos Olímpicos celebrados en la Ciudad Condal hace 30 años (1992). Esta camiseta tiene, en las mangas, un ribete compuesto por los colores de las anillas olímpicas.

* Desde Harrison, Nueva Jersey

En esta Nota