lunes 08 de agosto del 2022
Diez años sin el Flaco

El día que Spinetta tocó en la cancha de Boca vestido con los colores de River

Este 8 de febrero se cumple una década de la muerte del legendario Luis Alberto Spinetta. El recuerdo de un músico maravilloso que también se apasionaba con River.

08-02-2022 09:00

Es marzo de 2005 y a Dante Spinetta lo invitan para ser telonero de Lenny Kravitz. El muchacho está muy entusiasmado con la propuesta y se le ocurre convocar a Luis, su padre, para que toque una canción. El plan es perfecto, salvo por un detalle: el recital es en la cancha de Boca y los Spinetta son hinchas de River. Al final, encuentran la manera: suben al escenario con remeras blancas y las correas de las guitarras de color rojo que les cruzan el pecho.

Esta historia la contó el propio Dante hace dos semanas, cuando se cumplieron 72 años del nacimiento del Flaco. Y si bien no era un hincha de River fundamentalista, la anécdota revela hasta qué punto le interesaba el Millonario. El martes 8 se cumplen diez años de la muerte de Luis y recordarlo atravesado por una banda roja es también una manera de asomarse a otra de sus pasiones: el fútbol.

Dante y Luis Spinetta, músicos e hinchas de River

Bajo Belgrano

Un vecino de la familia Spinetta, José Gomezza, tuvo dos gestos que de alguna manera marcaron el destino de Luis cuando era un niño: le regaló una guitarra y lo hizo hincha de River. El instrumento fue el primero que tuvo el Flaco y lo usó para componer canciones. “Barro tal vez”, por ejemplo, salió de esas cuerdas.

Lo de River surgió porque Gomezza había sido masajista de los célebres jugadores de La Máquina y en el club era un personaje muy querido. Entonces empezó a llevar a Luis al Monumental y hasta logró que ingresara a algunas concentraciones. Desde entonces el pacto se selló para siempre. De todos modos, el Flaco no se volvió un fanático cerrado. En el libro “Crónicas e iluminaciones”, de Eduardo Berti, aclara: “No odio a Boca, en absoluto. Mi mamá era de Boca y uno a la vieja le respeta cualquier cosa”.

En memoria de Basile

A mediados del ‘88 Spinetta sacó su octavo álbum solista, Téster de violencia. La cuarta canción del labo B se titula La bengala perdida y está inspirada en el asesinato de Roberto Basile, el hincha de Racing que murió en la segunda bandeja de la Bombonera cuando se le clavó una bengala en el cuello que había lanzado la barra de Boca desde la tribuna de enfrente.

El partido se jugó y por este crimen nadie terminó preso. Pero el Flaco se encargó de sostener la historia. A su manera, obvio. Tomó aquella tragedia que lo sensibilizó y la spinetteó: “Adentro queda un cuerpo/la bengala perdida se le posó/allí donde se dice gol”. 

Ni Alonso ni Badía

Una de las canciones que vinculan a Spinetta con River es uno de sus clásicos: El anillo del capitán Beto. El tema, grabado por Invisible en 1976, generó una serie de mitos que con el tiempo fueron aclarados. Que la letra haga referencia a “un banderín de River Plate” impulsó la leyenda de que estaba dedicada al Beto Alonso, el ídolo del Millonario. No sólo eso: también se la adjudicó Juan Alberto Badía, otro Beto fanático de River. El Flaco nunca explicó la identidad del protagonista de su canción, lo que alimentó la leyenda. Pero en realidad nada de eso era cierto.

Machi Rufino, bajista de Invisible, aclaró el dilema hace un tiempo: “El nombre se me ocurrió a mí y por supuesto yo sé quién es Beto. Cuando buscábamos nombre para el tema, Luis decía, 'el Capitán, qué...¿qué puede ser?', y yo dije Capitán Beto, y le encantó la idea". ¿Quién es Beto, entonces? “Era un chico que era amigo mío, vivíamos casa por medio en la calle Paraguay, en Palermo. Era hijo único, éramos muy amigos”, aclaró Machi.

Hace diez años que el Flaco se fue. Queda escucharlo y recordarlo. Con la guitarra al hombro y la camiseta de River.

En esta Nota