jueves 23 de mayo del 2024
Superclásico

El hincha infiltrado de River rompió el silencio: los detalles de cómo lo descubrieron y la frase que desató la golpiza

José de 58 años es el hincha del “Millonario” que se mezcló entre los hinchas de Boca en el "Superclásico" y relató cómo fue la brutal golpiza que sufrió en la Bombonera.

442

El pasado domingo la victoria de River ante Boca en el Superclásico fue noticia no solo por el resultado deportivo sino por distintos violentos episodios, uno de ellos con un periodista agredido por hinchas del Xeneize y otro por la brutal golpiza que sufrió un simpatizante del Millonario que se coló en las tribunas.

Cabe recordar que el fútbol argentino está prohibido el ingreso de la hinchada visitante debido a los recurrentes cruces. Ignorado dicha norma, José de 58 años e hincha de River se metió en una de las tribunas de la Bombonera en el último Superclásico.

José acompañó a una amiga, hincha de Boca, que había viajado desde Misiones y quería vivir la experiencia de un Superclásico. “Una amiga que es hincha de Boca vino a visitarme y la invité a ir a la cancha. No tenía entradas, pero nos metimos en el segundo tiempo después de burlar la seguridad del estadio”, detalló.

Tomando ciertos recaudos, antes de iniciar esta aventura con su amiga para meterse en la Bombonera, José tapó cuidadosamente los diez tatuajes que tiene que hacen alusión a River para no ser identificado y evitar algún disturbio.

Sin embargo, una vez dentro del estadio, otro hincha le sacó una bufanda roja que utilizó José destapando así un tatuaje del Millonario en su cuello.

De inmediato el fanático del equipo local lo acusó de ser un hincha infiltrado, desatando la dura golpiza que sufrió y por la cual tuvo que ser retirado en camilla por los médicos. “Hay un infiltrado, hay que matarlo”, fue la frase que escuchó antes de los golpes.

En esa misma línea, José brindó más detalles del hecho. “Estábamos atrás del arco de Boca y uno de los hinchas me sacó la bufanda que tenía en el cuello y me vio el tatuaje de River. Ahí gritó que era un infiltrado y llegaron como 50 personas a pegarme”.

Luego el hincha infiltrado se refirió al momento de recibir los golpes de varios hinchas de Boca. “Me empujaron y me empezaron a pegar. Cuando caigo me golpeó la cabeza contra los escalones de material y pierdo la consciencia por unos instantes. Los golpes no paraban”, afirmó.

Tras la dura golpiza recibida, José dio detalles del encuentro con los médicos de Boca que lo atendieron de inmediato, previo al traslado a la guardia del Hospital Argerich. “Tenían miedo de que me muriera”, aseguró José sobre el momento que fue atendido en la enfermería del estadio.

Una vez trasladado al Argerich, el hincha Millonario destacó: ““Los médicos de Boca me llevaron a la guardia del Argerich, me vieron y me dijeron que espere porque tenían una urgencia. Yo no le hice caso y me fui. Creo que hice mal porque aún sigo con dolores”.

Por último, José señaló que no le interesa hacerle ningún juicio a Boca y que él fue absolutamente responsable de lo que le pasó: “No voy a hacerle juicio a Boca, el responsable soy yo. Cómo voy a ir a la Bombonera con tatuajes de River”, finalizó.

Según el parte policial, el hombre ingresó al hospital con una crisis hipertensiva y pérdida de conocimiento como resultado de los golpes recibidos. Sin embargo, decidió irse por sus propios medios.

El video de la golpiza

JP

En esta Nota