miércoles 07 de diciembre del 2022
Liga Profesional

Escandaloso final en Barracas Central - Patronato: Piñas con la policía y la furia de Sava contra Baliño

El Guapo venció al Patrón en un duelo lleno de polémicas. Los futbolistas del elenco paranaense explotaron y fueron a increpar al árbitro.

442
26-07-2022 22:21

En el estadio de All Boys, Barracas Central y Patronato jugaron un choque clave en la lucha por no descender. Sin embargo, el protagonista de la noche fue el VAR y un escandaloso final que incluyó piñas con la policía y un Facundo Sava que se enfureció con el árbitro principal del partido Jorge Baliño. 

El VAR estuco a cargo de Diego Abal, que a los 21 minutos anuló por supuesto fuera de juego lo que era un golazo de Áxel Rodríguez para los entrerrianos y la apertura del marcador ante el equipo de los Tapia.

Un rato después, la tecnología volvió a hacer de las suyas. Nico Castro dejó la pierna ante Iván Tapia y vio la roja a instancias del VAR. Muy nervioso, el DT Facundo Sava insultó al árbitro y también se fue expulsado. Pese a la expulsión, Patronato fue más que Barracas, pero el local fue más efectivo y pegó primero gracias al oportunismo de Cristian Colmán.

A los 30, Jonás Acevedo marcó el empate parcial con un zapatazo que se desvió en su compañero Alexander Sosa. El Patrón pudo ganarlo: marcó el 2-1 pero el gol volvió a ser anulado por una falta previa, que fue penal para Barracas. Pateó Mouche y atajó Altamirano.

Cuando parecía que todo terminaba en empate, apareció Sebastián Rincón, que cabeceó a la red y marcó el 2-1 a favor del Guapo. 

Tras el pitazo final, Sava ingresó a la cancha para pedirle explicaciones y increpar al árbitro. Y los jugadores se enfrentaron contra la policía, y todo se transformó en un escándalo absoluto que seguramente tendrá sus consecuencias en el Tribunal de Disciplina.

La contundente frase de Facundo Sava tras increpar a Jorge Baliño

Tras el pitazo final de Jorge Baliño, Facundo Sava ingresó inmediatamente al campo de juego, pecheó al árbitro y al retirarse dejó una frase muy fuerte repudiando las decisiones que las autoridades del campo y del VAR tomaron a lo largo del partido: "Me dan ganas de irme a mi casa y no dirigir nunca más en mi vida". 

 

En esta Nota