viernes 16 de abril de 2021
Perfil

FúTBOL | 31-03-2021 17:21

Figuritas de fútbol, una pasión que también convoca a los adultos

Las figuritas de fútbol no sólo son un juego para niños y niñas. Hay miles de adultos que se lanzan a llenar los álbumes con la misma devoción que un escolar. El Parque Rivadavia y los grupos de Facebook son los centros de reunión de los coleccionistas.

Con las clases en marcha y el fútbol a pleno, el combo de la felicidad infantil se completó con el lanzamiento de la nueva colección de figuritas. El torneo 2021 ya tiene álbum y 481 jugadores para coleccionar.

Pero a no engañarse: las figuritas de fútbol no sólo entusiasman a niños y niñas. Hay adultos, muchos adultos, que se lanzan a completar sus colecciones con la misma pasión que un escolar.

Una visita un domingo a la mañana por el Parque Rivadavia o un recorrido por grupos de Facebook exponen a esos personajes que con el álbum bajo el brazo y una pila de repetidas se permiten un viaje a la infancia.

Durante la semana el ritual de las figuritas se traslada a Facebook. Hay grupos integrados por miles de usuarios que definen canjes, compras y ventas. La mayoría de las operaciones se acuerda en la red social y se concreta los domingos en el Parque Rivadavia

El ritual del canje de figus

Cada domingo a eso de las 10 de la mañana cambia el paisaje del rincón del Parque Rivadavia donde está el anfiteatro, del lado de la calle Rosario. Cientos de coleccionistas se reúnen hasta pasado el mediodía con un objetivo en común: completar sus colecciones.

La mayoría son hombres, pero también suelen aparecer algunas mujeres que comparten la obsesión por el álbum lleno. Es cierto que hay coleccionistas de todo tipo de figuritas, desde Pokémon hasta de la última película de Pixar, pero cuando arranca una nueva temporada de fútbol el mundo figuritero toma la forma de una pelota.

En este club del canje, que cada fin de semana es visitado por cientos de personas, hay códigos, reglas no escritas que la mayoría respeta: las figuritas de Boca y River, que son las más requeridas, se canjean por otras de Boca y River; las plateadas, por otras plateadas; los escudos y camisetas, por similares. El resto, una por una. 

Algunos llevan el álbum y pegan ahí mismo las figuritas que van consiguiendo, otros, en cambio, prefieren dejarlo a resguardo y aparecen con listas en papeles rugosos que van tachando a medida que aparecen las figus que les faltaban. Hay pibes, pocos pibes. En esta ronda de cabezas gachas mandan los adultos.

Además del grupo que de manera espontánea se reúne todos los domingos para canjear, en el Parque Rivadavia hay puestos que venden figuritas. Y hasta se pueden conseguir faltantes de colecciones viejas o álbumes de hace unos años.

Coleccionistas de figuritas en el Parque Rivadavia

Coleccionistas en Facebook

Durante la semana el ritual de las figuritas se traslada a Facebook. Hay grupos integrados por miles de usuarios que definen canjes, compras y ventas. La mayoría de las operaciones se acuerda en la red social y se concreta los domingos en el Parque, pero como también hay coleccionistas de todo el país a veces el trato deriva en envíos por correo.

Cada vez que Panini lanza una nueva colección de figuritas de fútbol, el entusiasmo se renueva. Y allá van cientos de adultos a buscar al delantero que le falta para llenar o a sacarse de encima esa que tiene repetida cuatro veces. Como en un recreo o en el sector de juegos de una plaza, se trata de gente grande que por un rato juega a ser niño.

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en