lunes 15 de abril del 2024
Boca-Racing

La historia de Chiquito Romero: De atajar en Racing a la frase que enfureció a Blanco

El actual arquero de Boca tuvo su pasado en la "Academia", club del cuál es hincha, pero que hoy estará enfrentando por Copa Libertadores.

442

Chiquito Romero ha sido uno de los arqueros más destacados del fútbol argentino en las últimas dos décadas. El experimentado guardameta de 36 años fue durante mucho tiempo, el 1 de la Selección Argentina hasta 2018, donde una lesión le privó de estar presente en el Mundial de Rusia 2018 y nunca pudo volver a adueñarse del arco.

De las divisiones inferiores a disputar un puñado de partidos en Racing

El nacido en Bernardo de Irigoyen, provincia de Misiones, se vino a vivir a la pensión de Racing en donde se coronó campeón en 2004 con la Sexta División. En uno de los partidos que se disputaron del torneo, registró una notable marca: le atajó 3 penales a Boca en un partido.

Chiquito Romero Racing

Tras la lesión de Gustavo Campagnolo, Romero se hizo cargo del arco racinguista para el Clausura 2007 pero solo lo hizo en 4 encuentros ya que rápidamente fue transferido al AZ Alkmaar que por ese entonces dirigía Louis Van Gaal.

Regreso a Racing solo para entrenar y el llamado de Boca

Tras pasar por el fútbol holandés, Sampdoria, Mónaco, Manchester United y el Venezia, retornó al país en donde fue recibido por Racing, que le prestó las instalaciones al jugador para que se reacondicioné físicamente. 

Sin embargo, el arquero nunca recibió un llamado formal para ser parte del plantel profesional que contaba con Gabriel AriasChila Gómez y Matías Tagliamonte. En tal sentido, Boca aprovechó para acercarle una propuesta y el ex arquero de la Selección Argentina aceptó.

Romero Racing Boca

"Boca es el club más grande de la Argentina", tiró en su presentación. Esta frase provocó la furia de Víctor Blanco, presidente de la Academia, quien le respondió: "No voy a llamar a Romero, el club y yo tenemos la consciencia tranquila, hicimos lo que teníamos que hacer. Por un tiempo largo tendrá las puertas cerradas del club".

"A la gente de Boca le dije que soy de Racing, y a la de Racing, que esto es un trabajo y hoy voy a morir por esta camiseta porque a Boca le tiene que ir bien", aseguró Romero a mediados de agosto, palpitando el cruce por cuartos de final de la Copa Libertadores entre Boca y Racing el club de sus amores.

SP