jueves 5 de agosto de 2021
Perfil

FúTBOL | 21-12-2020 12:54

Las dos imágenes de la final de Madrid que Juanfer Quintero no va a olvidar nunca

El colombiano recordó detalles del histórico 9 de diciembre de 2018 y eligió dos momentos que quedarán por siempre en su corazón. Audio.

A dos años de la final de Madrid que los hinchas de River siguen festejando como quedó demostrado el 9 de diciembre, increíblemente continúan apareciendo pequeñas historias dentro de la gran historia que significó "La gloria eterna" conseguida en la victoria sobre Boca que marcó un antes y un después en la rivalidad entre los dos equipos más grandes y populares del país.

Juanfer Quintero, gran protagonista de la final de la Copa Libertadores gracias a un golazo que será recordado por siempre, contó detalles íntimos de cómo vivió el histórico triunfo de River en una entrevista concedida a la periodista Julieta Argenta, quien difundió un fragmento de la charla en sus redes sociales.

"Realmente yo soy muy frío ante las situaciones pero no puedo olvidar dos imágenes. Una fue con Nacho Scocco, habíamos hecho comentarios antes del partido que íbamos a ganarlo, le dije que lo íbamos a hacer y él confiaba mucho en mí, es una gran persona y lo admiro. Y cuando hace el gol el Pity, yo salgo a correr antes de que lo hiciera y lo señalo a él diciéndole que sabía que lo íbamos a ganar. Mirando a la tribuna le gritaba 'Te dije, te dije'", recordó el colombiano desde China.

Pero no fue el único momento que quedó grabado en su mente y en su corazón: "El otro es con Carlos Scarpelli, el utilero, con quien no pude contener las lágrimas y lloré en sus hombros como un niño y realmente todas las imágenes son demasiado bonitas pero me quedo con esas dos. Para mí son muy importantes y las voy a recordar siempre".

Para Quintero y para todo River enfocarse en esa final desde la suspensión del 24 de noviembre hasta que finalmente pudo disputarse el partido, no fue solo una cuestión futbolística y física, sino también mental y así lo recordó Juanfer: "Cuando me levantaba, todas las mañanas escribía en el espejo que iba a ganarle a Boca, la verdad que fue un trabajo demasiado fuerte, fue una visualización y un enfoque grandísimo. No veíamos televisión, no prendíamos nada, nada, porque sabíamos de lo que se hablaba en el clásico". 

Y precisamente con respecto a su físico, contó que los días previos no estaba en plenitud hasta que horas antes sintió que estaba para jugar: "Era extraño porque yo tenía una lesión de gemelo y las cosas no pasan por casualidad, sino por causalidad, porque el día antes del partido en Madrid, hago unos tiros con Rodrigo Mora, con Marcelo Gallardo y era extraño pues porque estaba muy bien, esa fue la prueba y sentí que llegaba al partido". Y vaya si llegó, entró y cambió la historia, del partido y del club.

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en