Perfil

FúTBOL | 11-04-2020 12:59

Una ayuda del Gobierno que no convence a la AFA

Ferro, Lanús y clubes de Mar del Plata fueron los primeros en pedir auxilio para pagar sueldos de empleados. El Gobierno anunció medidas, pero desde Viamonte 1366 las cuestionan.

Agustín Colombo
Agustín Colombo

Periodista

Si todo es un ida y vuelta y nadie se salva solo en esta pandemia, el deporte puede dar muestra de eso: porque muchos de los clubes que están ayudando al Estado y a la sociedad al facilitar sus instalaciones en este contexto de crisis sanitaria, ahora empezaron a solicitar ayuda para atravesar la otra crisis: el crack económico que genera el coronavirus en Argentina y el mundo.

El primero que pidió auxilio para poder afrontar el pago de sueldos a los empleados fue Ferro Carril Oeste. Pero detrás de Ferro vendrán más: el presidente de Lanús, Nicolás Russo, anticipó ayer que el club no podrá pagar los salarios de las 260 personas que trabajan en sus instituciones educativas, básicamente porque la mayoría de las familias de alumnos y alumnas -al suspenderse las clases- no están abonando la cuota mensual.

“Vamos a pedir asistencia al Ministerio de Trabajo porque el club está en crisis. No pasa por una piolada, es algo de sentido común. Le pedimos a los socios que nos ayuden, pero sabemos que lo van a poder hacer sólo algunos y no va a servir para nada”, comentó Russo, quien aclaró que el salvataje solicitado no alcanzará a los futbolistas profesionales, con sueldos siderales que están muy lejos de lo que cobra un empleado del club. 

“No somos una empresa, pero los clubes somos asociaciones civiles que empleamos y brindamos servicio a la comunidad. Es por eso que nos presentamos para pedir el Repro y nos dijeron que podríamos ingresar en el Programa”,  explicó Daniel Pandolfi, presidente de Ferro.

La mano del Estado. La profundización de la crisis -que nadie sabe hasta dónde ni hasta cuándo llegará- se dio en la semana en que el Gobierno creó el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, que abarca una serie de medidas para garantizar la producción y el empleo, y que incluye entre los destinatarios a los clubes y federaciones.

“Conocemos bien el rol social que cumplen los clubes y cómo se pusieron inmediatamente a disposición ofreciendo sus instalaciones para combatir esta pandemia. Por eso, vamos a acompañarlos en este momento crítico con estas medidas y con otras que anunciaremos oportunamente”, remarcó el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens. La secretaria de Deportes, Inés Arrondo, completó: “Es muy importante que los clubes y las federaciones, fundamentales en el desarrollo del deporte nacional, estén comprendidos dentro de los beneficios de este Programa”.

Ayer, 40 clubes de Mar del Plata, encabezados por Alvarado (Primera Nacional) y Kimberley (Federal B), la propia Liga Marplatense de Fútbol, y Peñarol y Quilmes, referentes de la Liga Nacional de Básquet, manifestaron su necesidad de ser incluidos en los programas estatales para recibir asistencia financiera. En otras ciudades del Interior, muchas instituciones transitan el mismo camino que los marplatenses y ya se inscribieron en la AFIP para recibir este auxilio. 

De acuerdo con lo que le informó el Ministerio a PERFIL, la ayuda del Estado tendrá tres programas articuladores, que funcionan para pymes y otras áreas productivas: la postergación o reducción de hasta el 95% del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino, la Asignación Compensatoria al Salario (clubes o federaciones de hasta 100 empleados) y el Programa de Recuperación Productiva, Repro, para clubes que superen los cien empleados (la prestación por trabajador tendrá un mínimo de $ 6 mil y un máximo de $ 10 mil).

Sin embargo, desde la AFA que conduce Claudio Chiqui Tapia cuestionan estos anuncios: "No fueron creados para nuestro beneficio, entre otras cosas porque los requisitos solicitados son imposibles de cumplir para los clubes que integran AFA", le afirmaron a PERFIL.

Pero adelantaron que están trabajando con el Gobierno para diseñar un decreto a la medida de los clubes, en base a las necesidades y características de las asociaciones civiles. “Lammens alienta una herramienta que posiblemente beneficiará a otros sectores, pero no a los clubes de fútbol ni a las asociaciones civiles”, deslizan en el entorno de Tapia, quizás influidos por viejos rencores de su época como presidente de San Lorenzo. Algo que, en este marco, quedó tan lejos como los partidos de la Superliga.

(*) Esta nota fue publicada en el Diario PERFIL.

Agustín Colombo

Agustín Colombo

Periodista

Comentarios

También te puede interesar

Más en