domingo 29 de enero del 2023

Romero se vistió de héroe en los penales y Argentina se metió en la final soñada

En una definición dramática, la Selección derrotó a Holanda 4-2 y se clasificó a la final del Mundial, donde intentará levantar la Copa ante Alemania. Fotos. Galería de fotosGalería de fotos

442

Argentina logró una soñada clasificación a la final del Mundial de Brasil al vencer 4-2 por penales a Holanda en el Arena Corinthians  y buscará la gloria el próximo domingo, a las 16, ante Alemania en el Maracaná.

Luego de empatar sin goles en los 120 minutos reglamentarios, el equipo de Alejandro Sabella selló el pase a la final en una dramática definición gracias a las atajadas de Sergio Romero y las conversiones de Lionel Messi, Ezequiel Garay, Sergio Agüero y Maxi Rodríguez.

Para Holanda convirtieron Arjen Robben y Dirk Kuyt , pero fallaron Ron Vlaar y Wesley Sneijder.

[mivideo]http://442.perfil.com/wp-content/uploads/2014/07/penales1.mp4[/mivideo]

Fue una definición a pura emoción en San Pablo, donde Argentina y Holanda jugaron un partido con pocas situaciones de riesgo, aunque con mucha tensión.

El seleccionado albiceleste fue el que más propuso en el primer tiempo, con mayor dominio de balón, el despliegue de Enzo Pérez -reemplazante de Di María-, la solidez en el mediocampo de Javier Mascherano y las subidas de Marcos Rojo.

Luego de una infracción que le cometieron a Enzo Pérez, Messi tuvo la más clara del primer tiempo con un tiro libre que controló sin dar rebote Johannes Cillessen. Otra jugada fue el cabezazo de Garay, que se fue apenas alto.

De Holanda, poco y nada. Como era de prever, Louis Van Gaal planteó un esquema defensivo y le entregó la pelota a la Argentina, esperando el error ajeno. Sin embargo, la Naranja se animó y tuvo dos envíos aéreos de Sneijder que Romero despejó con los puños.

En el complemento, el partido se fue haciendo cada vez más parejo. Sneijder volvió a probar desde lejos pero su remate terminó por encima del travesaño.

Messi se encontraba bien defendido y no pudo hacerle daño a la sólida defensa holandesa, encabezada por el duro Vlaar. De todas maneras, Argentina trataba de ser profundo con los desbordes de Lavezzi, quien le sirvió el gol a Higuain. El Pipita no pudo con la marca salvadora de Janmaat.

A falta de diez minutos, Sabella metió a Agüero y a Palacio por Enzo Pérez e Higuaín y el delantero del Inter tuvo su chance en el suplementario con un cabezazo que terminó atajando Cillissen.

Pero antes del final del partido, Robben, quien no había participado en todo el partido, casi marca para Holanda. El delantero tenía el gol, pero Mascherano se le anticipó y salvó a la Selección.

En el suplementario, Holanda busco más, quizás por tener más resto físico y Argentina se aferró a la igualdad. El resto fue el sufrimiento de los penales, en los que el equipo argentino tuvo a su superhéroe para avanzar a la soñada final.

También te puede interesar