Perfil

SOCIEDAD | 01-04-2021 14:20

Fantino recordó el día que terminó a las piñas con tres hinchas de San Lorenzo: "Me gritaron puto todo el partido"

Cuando relataba la campaña de Boca, el periodista era hostigado en todas las canchas por sus supuestas relaciones homosexuales con Luciano Pereyra y el Polaco Bastía.

Alejandro Fantino sufrió en carne propia el machismo y la discriminación que domina al ambiente del fútbol por su supuesta homosexualidad y reveló que un día se cansó de ser hostigado y terminó a las piñas en la cancha de San Lorenzo.

"Me arrepiento de una cosa que pasó hace mucho tiempo, que ya prescribió pero que me podría haber costado la carrera. En ese momento yo relataba fútbol y tenía tres tipos que no sé si eran de la barra de San Lorenzo, recién inaugurado el Nuevo Gasómetro, y me gritaban 'puto, puto, puto. Bastía, Luciano Pereyra, cerraban los deditos como que me garchaban y yo los garchaba'", recordó Fantino en una extensa e interesante entrevista con Franco Torchia en su programa No se puede vivir del amor, por AM 1110.

Pero la anécdota no terminó ahí: "Los cité a los tipos, se quedaron esperando y me recontra cagué a trompadas de manera violenta antes de salir del estacionamiento. En ese momento hacía deportes de contacto, de chiquito hacía artes marciales, estaba entrenado. Uno era grandote, me decía 'pará, pará'. Y yo le respondí 'vos tenés que aprender a respetar la puta que te parió'. Saqué lo demoníaco", agregó.

"Fue horrendo, vos no podés definir una cosa así a las piñas pero la agresión que yo sufría en la cancha saltó la tapa a presión de mi cabeza porque en todos lados me gritaban 'puto'", explicó Fantino su reacción en aquel momento más allá de que hoy se sienta arrepentido. 

Entre fines de la década del 90 y principios del 2000, Fantino conducía Mar de Fondo y relataba la campaña de Boca para Radio Mitre y aunque no existían las redes sociales, alguien inventó el rumor de su homosexualidad, quedó instalado y hasta el día de hoy se lo mencionan, aunque ahora asegura que le da gracia.

"Eran tres tipos empañándome el vidrio de la cabina gritándome cualquier tipo de cosas y yo laburando. Fueron 50 minutos de agresiones. Los tipos no vieron el partido, lo único que hacían era insultarme", añadió Fantino.

El día que Fantino le habló a su papá de su supuesta homosexualidad.

No solo en el ambiente del fútbol, Alejandro Fantino padeció los rumores de su homosexualidad, también a nivel familiar tuvo que dar explicaciones aunque en realidad nadie se las pidió.

"Llegado el caso lo hablé con mi papá porque entiendo y entendía que mi papá seguía en el pueblo con sus amigos yendo al mismo bar y esa versión pudo haberle hinchado las pelotas y afectado sin que él me lo dijera", explicó el periodista.

En ese momento, entabló una relación de amistad con Luciano Pereyra, se encontraban a pescar en Sauce Viejo y hasta el cantante llegó a quedarse en su casa durante su ausencia y se hizo muy amigo de su padre, recientemente fallecido.

"Alguien habrá dicho 'estos dos encubren una relación y se vienen los fines de semana'. En algún momento me hinchaba las pelotas fuertemente pero después lo analicé, me puse a pensar, busqué escritos míos y no hay ninguna referencia a eso y a la duda que muchos tenían", explicó Fantino.

Y un día pescando, sintió la necesidad de aclarar las cosas con su papá y le dijo: "'Yo te lo contaría si fuese así pero es mentira y tené la plena seguridad que si fuese así yo te lo cuento'. Con mi vieja ni hizo falta porque está aún más elevada, es una cosa etérea".

 

 

Comentarios

También te puede interesar

Más en