jueves 18 de abril del 2024
Opinión

El extraño caso de Miguel Merentiel en Boca: el único delantero con gol, pero que paga los platos rotos

El “Xeneize” ejecutará la millonaria opción de compra por el uruguayo al Palmeiras, situación que generó a base de goles y grandes rendimientos, pero a pesar de ello, entrenador que viene lo mantiene en la sombra de Edinson Cavani.

Yo hablo en la cancha”, dice la célebre frase que ha estado en boca de incontables figuras, no solo del fútbol, sino del deporte. Uno de los defensores de esa expresión es Miguel Merentiel que, si bien no lo dijo con palabras exactamente, lo confirmó de mejor manera que es justamente rindiendo en la cancha.

El delantero uruguayo llegó a Boca a fines de enero de este año como un nombre un tanto desconocido para el groso de los hinchas, para sumar y pelear por un puesto detrás de la figura de Darío Benedetto que en ese entonces era el referente de ataque del equipo.

Yendo de menos a más, por todo lo que implica adaptarse a un equipo como Boca, Merentiel se encontró con su primer gol en el club a principios de febrero cuando aún era considerado como el tercer delantero detrás de las figuras de Benedetto y Luis Vásquez.

Ya a mediados de 2023, debido a la salida de Vásquez al fútbol de Bélgica y por buenos rendimientos también, el delantero charrúa se ganó su lugar en el once de un equipo, que a pesar de haber vivido un sueño que no le pertenecía del todo al jugar la final de la Copa Libertadores, nunca encontró la fluidez suficiente para aspirar a grandes cosas en la temporada.

Cuando parecía que su lugar como referente de ataque era intocable, ya que le había sacado una enorme diferencia al Pipa, se dio una llegada que parecía iba a generar un movimiento de piezas en el equipo y que podría generar su salida del once titular.

Se trata de la incorporación más importante de los últimos tiempos en el mundo Boca y en el fútbol argentino: Edinson Cavani. El ex Manchester United y Napoli, entre otros, arribó al conjunto de La Ribera para traer jerarquía, goles y despertar la ilusión de los hinchas Xeneizes para ir en búsqueda de la tan ansiada séptima Copa Libertadores.

Toda esa ilusión por el arribo de Cavani aún es una cuenta pendiente porque el experimentado delantero uruguayo no demostró ser el goleador que todo el mundo conoce ya que desde que llegó al club suma tan solo tres goles en 15 partidos.

Encarando octubre, Merentiel mejoró aún más su performance y para ese entonces se anotó en el marcador de todas las competencias que afrontó Boca en la temporada: Liga Profesional, Copa Argentina, Copa Libertadores y Copa de la Liga Profesional.

Hasta ahí pareciera ser una historia redonda para Merentiel que, ante un flojísimo momento de Benedetto en el segundo semestre, se había ganado la titularidad indiscutida para acompañar en el doble nueve que impuso Jorge Almirón, a un Cavani que todavía no explotó futbolísticamente.

Ahí entra el cuestionamiento de qué hacen en Boca con Merentiel. Porque es cierto, el ex Defensa y Justicia fue titular con Almirón y ahora todo indicaría que lo es con Mariano Herrón, pero a pesar de ello sigue siendo siempre el primer cambio en el frente de ataque.

Podrá ser algo insignificante que no juegue todo el partido se podría pensar, pero la realidad es que no lo es. En un Boca con una sequía preocupante de goles, teniendo en cuenta que solo hacen mover la red Merentiel y Advíncula, ¿por qué el primer cambio es él y no Cavani?

Que Cavani es un futbolista extraordinario, que ha puesto su nombre en lo más alto del fútbol a nivel mundial es algo que no se discute, pero por más jerarquía que se tenga, un tirón de orejas no le vendría mal para avivar esa cuota goleadora que lo caracterizó alguna vez.

En cambio, el que paga los platos rotos cuando no solo hace goles, como el de ayer con San Lorenzo, sino que asiste y hace un desgaste enorme para colaborar con el equipo es Merentiel.

Parece que esta situación del delantero uruguayo que, dicho sea de paso, el club ejecutará la opción de compra por 3 millones de dólares por su pase al Palmeiras, es una muestra de cómo Boca está a la deriva teniendo en cuenta que su mejor delantero sea el cambio cantando en el ataque cuando en realidad debería ser el nombre intocable.

Comparando los minutos que suman Cavani y Merentiel los resultados respaldan lo comentado: de los 47 partidos que tiene en Boca Merentiel, el uruguayo fue titular en 27 y los restantes 20 ingresó desde el banco de suplentes, teniendo un promedio de 52 minutos jugados.

Por su parte Cavani, en 15 partidos que tiene en el Xeneize fue titular 14, con un promedio de 77 minutos disputados.

Hay más, porque los números hablan por sí solos. En el 2023 Merentiel hizo 14 goles y cinco asistencias, con la más destacada ante Palmeiras en las semifinales, en 47 partidos. Benedetto aportó nueve goles y dos asistencias en 39 partidos y por último Cavani hizo tres goles en 15 partidos.

Por eso, a qué se debe que Merentiel sea el primero en salir entre los delanteros cuando hoy es el que mejor momento atraviesa en cuanto a la cuota goleadora, sin tener en cuenta el sacrificio y desgaste que hace por el equipo.

JP

En esta Nota