Perfil

VIDEO | 04-10-2020 13:08

Guillermo Coria recordó el momento más caliente de la Legión Argentina: "Pasaron cosas en el vestuario"

El Mago se refirió a los mejores años del tenis nacional, entre varios top ten y los problemas que ocasionó la guerra de egos en un deporte muy individualista. Video.

Es sabido que el mundo del tenis es tan solitario como individualista pero cuatro o cinco veces al año los jugadores dejaban su calendario de lado y se reunían para armar un equipo y jugar la Copa Davis, con la motivación extra de representar a su país. Y desde el regreso al Grupo Mundial en 2002, Argentina se convirtió en uno de los grandes protagonistas de la competición, respaldado por una generación de élite conformada por Guillermo Coria, David Nalbandian, Gastón Gaudio, Guillermo Cañas, Juan Ignacio Chela y José Acasuso, pero que no pudo ganarla y el Mago recordó aquellas épocas doradas en una divertida entrevista con Migue Granados por ESPN Playroom.

"El punto más glorioso de la Legión Argentina fue el Masters que gana Nalbandian en Shanghai. Éramos cuatro top ten, una bestialidad, y creo que había dos o tres más dentro de los 15 o 20. Nadie en el mundo podía entender cómo Argentina tenía tantos jugadores dentro de los 15 mejores del mundo, una locura", recordó Coria el Torneo de Maestros de 2005 que contó con su participación y la de Gastón Gaudio, una muestra del momento que atravesaban los argentinos.

Pero más allá de la calidad de los jugadores, no era fácil la convivencia y consultado por Migue Granados por el peor escándalo mediático o deportivo, el hombre de Rufino no tuvo problemas en admitirlo, aunque antes aclaró: "No voy a poner situaciones donde yo no estuve presente porque es tocar de oído y no me interesa pero podría ser la final de 2008 en Mar del Plata", expresó sobre las diferencias que hubo entre Nalbandian y Del Potro por la sede de aquella definición que terminó con victoria para España pese a las ventajas que tuvo Argentina por la localía, la ausencia de Rafael Nadal y la superficie.

Sin embargo, Coria eligió otro momento que lo tuvo a él como protagonista unos años antes, también en una serie de Copa Davis: "De lo que me tocó a mí y no me gustó cómo se dieron las cosas y fui partícipe fue la serie que jugamos contra Eslovaquia que perdimos en semifinales. Yo estaba en China, me fue bien y llegué uno o dos días tarde y pasaron cosas en el vestuario. No hubo piñas, fue una discusión normal pero no fue bueno a nivel grupo lo que pasó. Hubo discusiones, que hablamos de esto, que no hablamos, que habíamos quedado que tirábamos el partido para llegar antes. Yo no voy a tirar nunca un partido ni en pedo porque nunca en mi vida fui para atrás. Fue un malentendido que generó discusiones que no son normales en el tenis", recordó Willy sobre aquella serie disputada hace 15 años.

Quién es quién en la serie de la Legión Argentina 

Fanatizado con la serie "The Last Dance" que muestra la intimidad de los Chicago Bulls de Michael Jordan, Granados le propuso un juego a Coria y tuvo que elegir quién era para él el más parecido de la Legión al 23, a Scotiie Pippen y a Dennis Rodman.

Michael Jordan: "Nalbandian, a su manera, era el líder. En los entrenamientos te tenía cagando, se calentaba y puteaba. Pero después lo bancabas a muerte porque era un animal a la hora de representar al país".

Scottie Pippen: "Vamos a poner a Guido Pella o a Leo Mayer, que ganaron partidos claves cuando se obtuvo la Copa Davis en 2016. Sin Pella, Mayer y Delbonis, Del Potro no hubiera podido confirmar los partidos sólidos que él ganaba. Para mí estos chicos deberían ser más reconocidos de lo que son. La figura era Delpo y me saco el sombrero porque es un grosso total, no hace falta agregar nada. Pero si no tenés un buen equipo en quien delegar como pasa con Jordan, no se podría haber conseguido esa maldita Copa Davis que se hizo desear tanto".

Dennis Rodman: "Gaudio tiene su personalidad, sobre todo conmigo que éramos muy parecidos a la hora de jugar. Los dos tirábamos drops, teníamos facilidades y era muy fácil de picarnos. Era muy desbolado, a lo mejor un día estaba espectacular y al siguiente ni te saludaba. Pero te vuelvo a repetir, en el tenis es muy difícil tener descontrol porque jugás todos los días y no podés, te rompés todo".

 

 

 

 

Comentarios

También te puede interesar

Más en