viernes 19 de julio del 2024
Fútbol Femenino

Crece la preocupación por la falta de interés en el próximo Mundial Femenino de fútbol

El panorama es bastante incierto debido a la reducida venta de entradas y los derechos de retransmisión que faltan por negociarse. Los detalles.

442

La FIFA anunció este viernes que se pondrán a la disposición 250.000 entradas para el próximo Mundial Femenino que se disputará de 20 de julio al 20 de agosto en medio de un panorama complejo debido a la pocos ingresos que se han vendido hasta el momento según informó Jane Patterson, directora ejecutiva del certamen.

"Si algo me quita el sueño es asegurarme de que los neozelandeses aprovechen al máximo esta oportunidad", sostuvo Patterson. Además se presentó confiada en que los residentes de este territorio apoyarán este acontecimiento internacional. "Hemos fijado el precio de las entradas en un nivel asequible, a partir de 20 dólares neozelandeses (11,3 euros) para los adultos y 10 dólares (5,6 euros) para los niños, que es más barato que ir al cine", aseguró.

Paula Hansen, responsable del fútbol neozelandés, por su parte, reconoció que los aficionados en este territorio suelen comprar las entradas un poco tarde y añadió que espera que en próximos días se agoten las entradas para los partidos de este campeonato.

El Campeonato Mundial Femenino con sede en Nueva Zelanda albergará la disputa de 29 compromisos. Por ahora se han vendido al menos una cifra cercana a las 220.000 entradas y se espera que el panorama mejore en los próximos días.

Los derechos de retransmisión presentan algunos inconvenientes a pocos días del arranque del torneo

El panorama con respecto a las empresas encargadas de la retransmisión de las incidencias del certamen ratifica un acuerdo firmado con cadenas de 155 países, pero en Francia, Alemania, Italia, España y Reino Unido no hay las ofertas suficientes según confirmó el ente rector del fútbol mundial.

"Debido al fuerte potencial de esta competición y cuestiones relacionadas con el deporte y la sociedad, consideramos que es nuestro deber movilizar plenamente a todas las partes para que lleguen a encontrar rápidamente un arreglo", sostuvieron los ministros de Deportes de los países europeos que no han cerrado la negociación con la FIFA.

Las autoridades de estos territorios son conscientes de los intereses legítimos que pesan sobre los titulares de los derechos, quienes necesitan modelos económicos viables y que aquellas obligaciones son susceptibles de afectar el valor del mercado que tienen estos difusores. 

GM

 

En esta Nota