jueves 23 de mayo del 2024
Tenis

Alcaraz puso puso primera, Coria dio el gran golpe y Báez se tomó revancha en el Argentina Open

El murciano levantó al público con algunas ejecuciones magistrales, Ugo Carabelli fue un rival muy digno, Coria se la empieza a creer, Norrie estuvo incómodo y decepcionado y Báez construye una figura que va ganando apoyo en la gente.

Hemos dicho reiteradamente que la historia de Federico Coria podría perfectamente calificarse como la de un obstinado, un perseverante, un cabeza dura que nunca da nada por perdido. Son reiterados los partidos en los que su rival saca para ganar el partido y hasta tiene match point, pero él no se amilana ni desespera, confía en sus armas, que seguramente no son las del más virtuoso pero la convicción y la mentalidad en el tenis de alta competencia son igual o más importantes que las cualidades técnicas. Eso es lo que explota el santafesino y le rinde frutos.

Hoy le tocaba una parada de altísima exigencia frente al número veinte del escalafón mundial, el británico Cameron Norrie, segunda cabeza de serie del torneo y finalista del año anterior. La instancia no le pesó al argentino y sí a su rival, que luego del encuentro admitió sentirse incómodo y no haber jugado bien. “Fue uno de mis peores partidos en el saque y la devolución en los últimos tres años. Estoy realmente decepcionado con mi desempeño”. Ello no impidió que reiterara su agradecimiento a la ciudad, la organización, las comodidades y el público y ratificó la opinión de Carlos Alcaraz, acerca de que esas cualidades hacen al torneo merecedor de ascender a la categoría de ATP 500.

Por su parte, Coria estuvo muy suelto en la conferencia posterior al match, empezó reconociendo que “esta es la mejor victoria de mi carrera porque Cameron hace poco fue Top Ten y por la manera en que jugué. Hoy saque muy bien, fui muy agresivo, hice lo que me habían pedido esos dos animales que tengo en el banco, que son Charly Berlocq y el Gringo Schneiter, que se desviven para darme la mejor estrategia, para que me deje de joder y confié en mí”. Ese puede ser el punto de partida para un nuevo crecimiento de Coria en su rendimiento, los resultados y, como consecuencia, en el ranking, para pasar de sacarse la selfie con Djokovic adentro de la cancha a querer ganarle.

Argentina Open

Alcaraz y sus toques mágicos

El partido presentación de Carlos Alcaraz no fue un paseo por el parque ni un mero trámite. Exhibió algunas dudas con su saque y le dejó la puerta abierta a un respetadísimo trabajo de Camilo Ugo Carabelli, que jugó muy por encima de lo que indica su posición 134 en el ranking mundial.

En el primer set intercambiaron varios quiebres de servicio, hasta que Alcaraz consiguió mantener el suyo para luego presionar sobre el del argentino y hacer propio el parcial por 6-2. En ese estadio daba la impresión de que el español no tendría mayores contratiempos para alzarse con la victoria rápidamente y que el impuso primigenio de su oponente había cedido a la superioridad del ibérico.

Sin embargo. el argentino picó en punta con quiebre incluido, hasta que el terrible drive del extranjero comenzó a hacer su trabajo de demolición que junto con sus precisos y retirados drop shots fueron desgastando al local, que a pesar de ello llegó a estar 5 iguales y 0-40 con el servicio del ibérico, pero aparecieron los aces, los servicios ganadores y la profundidad del juego de campeón defensor que no dejaron chance a Ugo Carabelli, tanto para evitar el quiebre, como para luego romper Alcaraz el servicio del argentino y quedarse con el encuentro por 6-2 7-5, para pasar a los cuartos de final en que estará frente al italiano Andrea Vavassori, jugador proveniente de la qualy.

Argentina Open

“Si la verdad que fue un partidazo. Al principio estaba medio dormido, no tenía ni idea de con qué me iba a enfrentar. Jugué con un top ten una vez sola, fue hace bastante tiempo. Después me pude soltar, encontré un gran nivel, por momentos jugamos de par a par, obviamente es otro nivel y él tiene cosas de crack, pero contento por el resultado y este partido me da mucha confianza para seguir”. Así nos contaba Camilo Ugo Carabelli su hermosa experiencia y su sentimiento sobre lo vivido se lo vio tranquilo y con deseos de capitalizar lo confirmado en la jornada.

Carlos Alcaraz llegó a la sala de prensa con toda su simpatía y humildad y nos regaló esta visión de cómo evaluó su debut. “Las primeras rondas siempre son difíciles, la verdad es que es el primer partido en tierra después de Roland Garros si no me equivoco. Es difícil tomar otra vez el ritmo de la competición en tierra y más contra un jugador como Ugo, con mucho ritmo, con mucho peso y ha sido complicado, pero al final creo que excepto cuando he hecho más errores de la cuenta, creo que en general he hecho un gran partido”

Báez tomó revancha

Finalmente, la esperada revancha de Córdoba tuvo a Sebastián Báez como vencedor sobre el italiano (nacido en Villa Gesell) Luciano Darderi, que comenzó firme, aún con resto luego de la intensa actividad que viene teniendo en los últimos días. Este impulso ni fue muy duradero m ya que hacia el final del set introductorio se lo notó cansado, con reacción que se iba lentificando, pero que se mantuvo en partido por su amor propio y espíritu inclaudicable. Pero Báez fue demasiado para él en esta oportunidad, porque propuso un encuentro físico, con largos rallies que fueron ocasionando el error de su rival. El 6-4 7-5 para el argentino en1 hora 39 minutos ni le sígnificó un gran desgaste de cara a su compromiso con Federico Coria.

Argentina Open

 

En esta Nota