sábado 15 de junio del 2024
Mundo Boca

Los interinatos de Boca y la rueda de Samsara

"No hay dos sin tres" dice el refrán y Boca Juniors se encamina a cumplirlo. Mariano Herrón, el saliente entrenador de Reserva, se hizo cargo del primer equipo. Lo mismo ocurrió anteriormente con Sebastián Battaglia y con Hugo Ibarra.

En el hinduismo, corriente filosófica religiosa milenaria originaria de la India, existe una término asociado a la creencia de un ciclo interminable de la vida: nacimiento, muerte y renacimiento. Conocido como “Samsara” es un concepto central en la religión hindú, para la cual todos los seres vivos estamos atrapados en este loop y nuestra evolución nos invita a evolucionar hasta salir.

Salvando las distancias, el equipo de la Ribera comandado por Juan Román Riquelme también está transitando una especie de círculo repetitivo y concéntrico.

Con la asunción Mariano Herrón se consumó el tercer interinato en menos de cuatro años y con una pandemia en el medio. Herrón es el cuarto entrenador principal de la gestión Ameal – Riquelme pero formó parte de la conducción técnica del fútbol profesiona desde el inicio, ya que estuvo con el primer equipo como ayudante de campo de Miguel Ángel Russo y de Sebastián Battaglia para luego permanecer en la gatera durante el interinato de Hugo Ibarra.

Pese a que el contexto no es el mejor y que el equipo no viene jugando bien, es de esperar una mejoría rápida de inicio: porque toda escoba nueva barre bien, por reducción a la media y por su conocimiento previo del grupo.

Si los resultados son buenos, en estas dos fechas que arranca como interino (ya le ganó bien a Barracas Central), seguramente continúe en el cargo y comience un nuevo ciclo de interino confirmado.

Herrón

Los hindúes creen que la “rueda del Samsara” está formada por las diferentes “encarnaciones” que tenemos, donde se nos presentan experiencias de vida para probar nuestra evolución. Así es como creen que el alma (o "atman") reencarna continuamente en diferentes formas de vida dependiendo de las acciones y consecuencias acumuladas en vivencias anteriores.

“Se necesita saber pensar, esperar y ayunar”, afirma Siddhartha, en el icónico libro de ficción de Herman Hesse sobre el Samsara, mientras continúa su camino espiritual y aprende de diferentes personas y experiencias a lo largo de los años. Herrón ha vivido varias experiencias y será cuestión de ver cuánto puede aprovecharlas.

Herrón, luego de dos experiencias arriba como ayudante y mientras dirigía la Reserva, tuvo tiempo de pensar, esperar y ayunar (de la fama a la que te expone el cargo de DT de Boca). Sabía, por el vínculo que lo une a Juan Román Riquelme, que tarde o temprano esta situación se le iba a presentar.

Por delante tenía dos desafíos: Barracas Central que ya lo superó por el torneo local y se le viene el Monagas en Venezuela por el Grupo F de la Copa Libertadores. Probablemente, como a sus antecesores, le vaya bien inicialmente pero el objetivo es otro.

Como la aspiración máxima del hinduismo, que es liberarse del “Samsara” a través del “moksha”, Boca y Herrón deben acabar con este ciclo interminable de interinatos neonatos; dándole paso a consolidar un proyecto que otorgue equilibrio.  Así como Siddhartha, que en los últimos tramos de su recorrido y luego de cruzarse con el barquero aprende a vivir en el momento presente, Herrón está en ese gran desafío. Lo que pase hoy repercute a fin de año. En Boca hay elecciones. El reloj corre.

En esta Nota