442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
28/01/2019

Anello, el periodista que provocó el silencio

La acusación de Anello a Lavezzi vuelve a primera plana por el juicio del futbolista al relator. // CEDOC.

Es dueño de una verborragia que suele dejarlo mal posicionado. Sin pelos en la lengua a la hora de informar y siempre con respuestas. Conflictos y juicio con Lavezzi.

“Ojalá Lavezzi me lleve a tribunales”, deseó el controvertido periodista Gabriel Anello el 16 de noviembre de 2016, dos días después de su grave acusación: según afirmó, el jugador fumó un cigarrillo de marihuana en la concentración de la Selección Argentina.

La Albiceleste, por aquel entonces dirigida por Edgardo Bauza, vivía la previa de un duelo con Colombia y las declaraciones de Anello (Radio Mitre) rebalsaron el vaso. “Decidimos no hablar más con la prensa”, dijo Lionel Messi junto a todo el plantel en un comunicado oral que le cerró la puerta al periodismo por varios meses.

Lee también: Messi: “Decidimos no hablar más con la prensa”

El pasado sábado 26 de enero se supo que Ezequiel Lavezzi llevará a juicio al periodista que lo acusó. Luego de los dichos de Anello el futbolista había asegurado que iniciaría acciones legales.

Según informó el programa Chismoses, que se emite por la pantalla de Net TV, Lionel Messi, amigo y excompañero de Lavezzi, habría aceptado ser testigo del juicio.

No es la primera vez que Gabriel Anello vive una situación de estas características. Un hombre que no oculta su verborragia, dice las cosas sin pelos en la lengua y sin pensar en las consecuencias, algo que demostró en el cruce con Lavezzi, a quien le redobló la apuesta.

“Encantado me encontraría en Tribunales con Lavezzi. Ojalá me lleve para que yo le pueda demostrar no sólo eso que dije sino más cosas de su vida personal”, declaró en una entrevista con Fox Sports quien una vez dijo “El “porro” Lavezzi”.

Lee también: Anello: “Ojalá Lavezzi me lleve a tribunales”

El 10 de octubre de 2017, luego de conseguir la clasificación al Mundial de Rusia 2018, el plantel de la Selección decidió levantar la veda y algunos futbolistas hablaron con la prensa.

Llegó la Copa del Mundo. El seleccionado nacional vivía una profunda crisis futbolística, mayormente por una clara falta de identidad, de una idea de juego. Llegó Jorge Sampaoli y poco cambió. Y también reapareció Anello con sus filosas palabras.

Un mundial protagonizado por las redes, con toneladas de críticas. La Selección necesitaba apoyo. Martín Arévalo, periodista deportivo de TyC Sports, buscó ese aliento y apuntó contra quienes quisieron ver mal al combinado nacional.

Allí comenzó una pelea mediática con cruces picantes entre él y el relator de Radio Mitre.

Lee también: Una pelea entre periodistas calentó las redes

Otros escándalos públicos. En mayo de 2009 fue acusado por discriminación por el Inadi y la DAIA al postear en su cuenta de Twitter: “Hitler debió haber vivido 10 años más para terminar la obra”.

En enero de 2014 Anello denunció que, mientras veraneaba en su casa de Punta del Este, entraron ladrones a robarle. Sin embargo, la Policía constató que la cerradura no fue violentada y que “ingresaron con las llaves de la puerta de entrada y la clave de la alarma”.

El más fuerte, quizás el menos esperado para él, fue el escrache que vivió en carne propia luego de la entrega de los Martín Fierro 2015: su ex mujer, Verónica Caro, lo acusó de ejercer violencia de género.

Ante cualquier acusación, cruce o crítica, Gabriel Anello siempre responde. ¿Qué dirá esta vez ante la Justicia? Mariano Cúneo Libarona, abogado del Pocho Lavezzi, confirmó que mediante la denuncia realizada contra el relator “pedimos inmediata retractación por daños y prejuicios y multa económica para Anello”.

CV

Archivado en: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión