442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
15/06/2019

El objetivo: que Messi al fin pueda festejar

Lionel Messi en el entrenamiento de la Selección Argentina. / NA

Argentina debuta contra Colombia a las 19 en Bahía. Para Leo sera su quinto torneo continental. «No somos candidatos, pero eso no quita que busquemos el titulo», dijo.

Si la deconstrucción es una palabra que sintetiza esta época, habrá que usarla también para derribar algunas teorías o conceptos que ya no tienen vigencia, por más de que la historia demuestre lo contrario. Uno de ellos es que Argentina, la selección argentina, siempre será candidata a ganar el título que dispute. Esta Copa América que empezó anoche lo demuestra: hasta el mismísimo Lionel Messi dijo que los candidatos son otros.

No es una cábala, no es falsa modestia ni nada de eso: es la realidad. Y como la realidad está para cambiarla, la misión será esa: que este equipo en reconstrucción, comandado por un técnico nobel que nunca había dirigido un club, se convierta estas semanas en algo inesperado: un equipo sólido.

Tiene una buena base para lograrlo: Messi está decidido –por lo que declara él, por lo que dicen sus compañeros– a romper su maleficio y ganar algo con la camiseta albiceleste a nivel mayor.

Lee también: Lionel Messi y la ilusión que lo condena

La misión empezará hoy ante Colombia, y al desafío personal del mejor jugador del mundo se le sumará un desafío colectivo y transgeneracional: que esta Copa América de Brasil 2019 sea el punto final de una sequía de 26 años sin títulos.

A la cancha. El esperado debut de Messi tendrá lugar a las 19 en el estadio mundialista Fonte Nova de Bahía. Para la albiceleste que dirige Lionel Scaloni la misión es triple: ganar un trofeo que se escapa desde Ecuador 1993, desterrar la amargura del Mundial 2018 al marcharse de Rusia en los octavos de final y darle a Messi un título que se le niega con la Selección mayor.

“Quiero terminar mi carrera habiendo ganado algo con la Selección o intentarlo todas las veces posibles”, afirmó Messi, que llega bien al torneo pero golpeado en lo anímico por el mal cierre de temporada del Barcelona en la Champions y la final de la Copa del Rey. “No somos candidatos como otras veces, estamos pasando por un proceso de recambio, para muchos es la primera competición oficial, pero eso no quita que Argentina vaya a buscar el título”, sostuvo el rosarino, que tendrá su novena oportunidad. Atrás quedaron cuatro Copa América y cuatro Mundiales.

Scaloni, quien tendrá su debut absoluto como entrenador en una competencia oficial, se aferra a ser el que lleve a la albiceleste tras la debacle en Rusia, y sobre sus hombros carga la responsabilidad de recuperar para Argentina la jerarquía perdida con nuevas caras. “El objetivo es que este grupo haga una gran Copa América. No hablo del resultado final, sino de que la sensación de todos sea que progresamos, que dejamos algo importante”, consideró el DT, de 41 años.

Lee también: Colombia: hay vida después de Pekerman

El rival. Aunque en el imaginario argentino Colombia aparece como un rival difícil, como el cuco del inoxidable 0-5 de 1993, del lado colombiano dicen lo mismo de la Argentina. De hecho, en 13 partidos que disputaron por Copa América, la selección cafetera solo pudo ganar dos veces (Argentina 87 y Paraguay 99).

Encima, esta Colombia es una nueva Colombia, dirigida ahora por el portugués Carlos Queiroz luego de seis años y ocho meses de la era José Pekerman. “Vamos a enfrentar a una Argentina en recambio de jugadores, pero que siempre va a ser candidata con Brasil”, aseguró el capitán Radamel Falcao García.

“Somos conscientes de que hace muchísimo tiempo no se le gana a Argentina. Creo que estamos más cerca, que Colombia ha crecido en cuanto a las individualidades y que estamos creciendo como equipo”, agregó el Tigre, de 33 años. En algo se parecen Colombia y Argentina. Los dos  afrontan un recambio, una transición. Y ninguno de los dos sabe cómo ni en qué terminará todo.

Algunos datos a tener en cuenta en esta Copa América.

(*) Esta nota fue publicada en el Diario PERFIL.

Archivado en: , , , , ,
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión