miércoles 06 de julio del 2022
Análisis

Con orgullo celta y mística, Boston se adelantó en las Finales de la NBA ante los Warriors

Los Celtics demostraron juego en equipo y defensa para someter al conjunto de Stpehen Curry y ganaron el primer punto como visitante. Las claves del partido.

03-06-2022 10:21

Luego de 58 años, Boston Celtics y Golden State Warriors volvían a encontrarse en una serie decisiva de la NBA y hubo sorpresa en el inicio del Juego 1 de las Finales con un triunfo visitante por 120-108. 

Con su orgullo celta y mística ganadora, Boston dio vuelta el resultado apoyándose en su gran defensa y juego colectivo pudo contener a los arrolladores Warriors, que otra vez dependieron de la capacidad goleadora de Stephen Curry.

El análisis de Boston Celtics-Golden State Warriors

En la previa, los Warriors llegaban con una racha de nueve partidos ganados de forma consecutiva en la postemporada y así comenzaron el primer cuarto, con un Stephen Curry encendido (21 puntos, 3 rebotes, 2 asistencias y 6/7 en triples).

Los Warriors elevaron el ritmo de juego y forzó a Boston a una defensa de cambios, con Kevon Looney haciéndose cargo de Jason Tatum y el resto del equipo cerrando la pintura para que los Celtics no tomaran buenas decisiones. Eso se traducía en tiros abiertos y puntos fáciles para Golden State.

Con un goleo repartido y un buen ingreso de Derrick White, los Celtics cerraron el primer cuarto solamente a cuatro puntos (28-32) dado que los Warriors tuvieron una supremacía en tiros de tres puntos (7/13). Si bien no se traducía en el goleo, Golden State fue amplio dominador en el primer parcial. 

Los Celtics le bajaron el ritmo en el segundo cuarto

Los Warriors iniciaron el segundo cuarto de la misma manera que arrancaron y se sumó Otto Porter con dos triples para estirar la máxima a siete puntos y obligar al DT rival, Ime Udoka a pedir tiempo muerto, con solo tres minutos jugados. 

Hubo un quiebre para Boston y a partir de allí comenzó a demostrar por qué es el mejor equipo defensivo de la NBA. Elevó la presión y tuvo mayor actividad sobre la pelota, lo que no le permitió a los Warriors tomaron los tiros abiertos que tanto daño habían hecho.

Celtics vs Warriors

En la ofensiva, los Celtics le bajó el ritmo al juego y con Marcus Smart y Jaylen Brown siendo ejes atacando los cambios defensivos de Looney

Wiggins se sumó a Curry para la ventaja de los Warriors

A la vuelta del descanso largo, los Warriors retomaron el ritmo y agresividad con la aparición de Andrew Wiggins, quien se sumó al gran trabajo de Curry y junto con Porter lideraron al local para tomar una ventaja de 15 puntos para cerrar el tercer cuarto 92-80 con un parcial de 38-24. Boston no encontraba la brújula y se lo veía perdido

Horford y White, las claves de Boston en el último cuarto

Con Curry descansando, Boston se aprovechó de esa situación y liderados por Brown y un juego colectivo entre Al Horford y White pudieron liquidar el partido. Entre ambos aportaron 13 triples para que los Celtics dejaran mudo al Chase Center de San Francisco con un parcial en el último cuarto de 40-16 para poner la serie 1-0. 

NBA: Por qué Boston le ganó a los Warriors el primer punto de la serie

Boston sacó a relucir su estirpe celta, su orgullo y gran tradición de equipo ganador. Demostró por qué es el mejor equipo defensivo de la temporada obligando a los Warriors a jugar seteado, lento y a mitad de campo.  

Celtics vs Warriors

Obligaron a que Golden State sea un equipo Curry dependiente. Ofensivamente, los Celtics tuvieron a cinco jugadores con doble digito y un 21/41 en triples. Aún así con su estrella, Jason Tatum, tirando bajos porcentajes en lanzamientos de campo, Boston logró dar vuelta la localía y este resultado le dará más chances para lo que se viene. 

El próximo domingo, otra vez en San Francisco, Celtics y Warriors se verán las caras en el segundo juego de las finales de la NBA que se juegan al mejor de siete partidos.