domingo 21 de julio del 2024
Mundo Boca

Almirón y Boca, en un mar de lesionados

¿Qué ocurre habitualmente y qué dice la evidencia sobre los planteles de futbol que incrementan su tasa de lesionados? Loas para Jorge Almirón.

Lo más sencillo en la vida es encontrar las culpas afuera de uno mismo. Siempre, nos conviene decir que fueron las circunstancias u otras personas las que nos llevaron al lugar en el que estamos. En el fútbol, donde reconocer dificultades se interpreta como un signo de debilidad, encontrar conductores como Jorge Almirón dignifica el espacio.

En el fin de semana y en una Bombonera impaciente, Boca empató con Lanús rodeado de polémicas en el gol por el pésimo desempeño al que ya nos tiene acostumbrado el VAR en el fútbol argentino: donde las líneas se marcan torcidas y las infracciones se notifican cuando convienen.

En este escenario caldeado, el equipo de la Ribera perdió otro jugador por lesión. Bruno Valdez salió reemplazado en el entretiempo por una molestia física y en la colapsada enfermería de Boca ya son doce los lesionados.

Entre las principales bajas podríamos mencionar a: Luis Advíncula, con una lesión en el ligamento lateral externo de la rodilla derecha; Marcos Rojo, con un desgarro en el recto anterior del muslo derecho, Agustín Sández, con una fascitis plantar; Frank Fabra, con un desgarro en el isquiotibial izquierdo (al igual que Gonzalo Morales) y Lucas Langoni en el derecho;  Martín Payero, con un desgarro en el aductor izquierdo y Miguel Merentiel en el derecho.

Lesionados Boca

Las redes sociales hasta ironizan con un muy buen equipo ficticio de Boca con la lista de lesiones: Rojo, Díaz, Sández, en defensa. Advíncula, Payero, Fabra en el medio defensivo. Langoni, Zeballos, Merentiel como ofensivos y Morales de centrodelantero.

Risk factors for hamstring muscle injury in male elite football: medical expert experience and conclusions from 15 European Champions League clubs” de Jan Ekstrand y Cols, es un artículo de muy reciente publicación donde el staff médico de los clubes de elite europeos analizan los factores más predisponentes para las lesiones musculares de isquiotibiales.

El trabajo resalta la importancia de la comunicación entre cuerpo médico y cuerpo técnico para el control del entrenamiento y del contenido específico. Entre los resultados principales se detectó que la mayor parte de los factores de riesgo propuestos eran extrínsecos (no vinculados al futbolista lesionado) y tenían una fuerte asociación con la carga física.

Hubo un tiempo donde era fácil argumentar siempre que la culpa era de los jugadores que no se cuidaban o del cuerpo médico que no los recuperaba bien, pero el fútbol afortunadamente fue progresando. Hoy quedan pocos entrenadores que piensen que se puede tapar el sol con la mano.

Las evidencias son elocuentes. Los cambios de intensidades y de requerimientos en los entrenamientos son factores estresantes para el cuerpo de los jugadores desde lo físico. Si a eso se le agrega que también hay un estrés extra porque con cada cambio de entrenador está abierta la puerta a cambio de consideraciones y todos renuevan la esperanza de trabajo, hay que ser muy eficiente en el manejo de la carga y en el procesamiento de los datos.

Somos todos responsables de la cantidad de lesionados y el primero soy yo, que soy el entrenador. Tenemos que mejorar esas cosas, evaluar por qué. Hacer un estudio entre cuerpo médico, preparación física, la manera de trabajar mía y unificar el trabajo para que esto no pase. Este parate nos va a venir bien a todos para trabajar, estar tranquilos y apuntar a lo que viene”  dijo el DT de Boca postpartido con Lanús.

Loas para Almirón, por como conduce el barco, mientras navega en un mar de lesionados.

En esta Nota