martes 16 de abril del 2024
Mundo Boca

Fuerte denuncia por parte de Daniel Mollo a la dirigencia de Boca

El relator comentó que un grupo de personas intentaron sacarlo de la cabina de La Bombonera antes del inicio del partido ante Defensa y Justicia.

442

Daniel Mollo, histórico relator partidario de Boca, denunció que en la previa al encuentro del Xeneize ante Defensa y Justicia, cuatro personas intentaron sacarlo de su cabina de transmisión en La Bombonera por no estar alineado con la gestión actual del club de La Ribera.

“Qué lindas épocas aquellas en las que podías decir lo que querías, que nadie te iba a decir nada”, dijo cuando comenzó su transmisión radial. "Llegamos a la cabina y había una señorita que si yo no le pido que se presente, no se presentó, y había tres muchachotes, uno de los cuales es hijo de un hombre que es responsable de un gremio de docentes universitarios", explicó.

Mollo siguió contando lo sucedido: "El señor, grandote, te miraba desafiante, y había otro, un rubio llamado Eugenio Buscaglia y uno más que no hablaba. Fue a 10 minutos de empezar la transmisión y nos dijeron: 'Venimos a avisar que les vamos a sacar la cabina porque ustedes no están alineados a la gestión".

Mollo

Desde su transmisión en Radio del Plata (AM 1030), el periodista agregó: "Les voy a pedir disculpas si tengo el peor relato de mi vida, pero vamos a sacar esto adelante. Mirá que en San Martín (barrio de CABA donde vive) vi cosas, y recorro las canchas del mundo, pero esto no lo viví jamás en todos los años que llevo en el periodismo años". Mientras hablaba, de fondo sonaba la canción de El Padrino.

Mollo

"No es fácil meterse en el partido, seguramente alguna palabra oficial tendremos en un rato para saber lo que pase en Boca hoy, y por qué se quiere torcer la opinión que uno quiere ejercer con libertad", expresó. Y agregó:"La imagen de hoy (por el lunes, día del partido), de mandar a una señorita a la que no se le puede decir nada, porque si no es considerado violencia de género, con tres personas cruzadas de brazo, de los cuales ninguno se identificó, invitándome a otro lugar, es una locura".