jueves 25 de julio del 2024
Opinión

Preocupa que Boca vuelva a depender de Romero para poder clasificar

El arquero Xeneize volvió a brillar en la tanda de penales donde tuvo la posibilidad nuevamente de detener algunos disparos.

Nuevamente Sergio Chiquito Romero le dio a Boca Juniors una clasificación en torneo en el cual pretende consagrarse. Previamente lo había vivido Racing en la Copa Libertadores de América, ahora lo sufrió Almagro, club que hizo un gran trabajo durante los noventa minutos de juego.

Estamos de acuerdo en que los penales no son suerte, ya que, deben prepararse para poder superar al contrincante en esta instancia del partido. En Boca, el hecho de atajarlos se convirtió en una sana costumbre que anteriormente era reconocida por el trabajo destacado que realizó Óscar Córdoba en el campo.

Desde los doce pasos, el Xeneize logró alcanzar grandes alegrías y en la actualidad la confianza y seguridad en los tres palos se deposita en Romero. ¿Hasta cuándo el equipo seguirá dependiendo del talentoso arquero?

En los últimos juegos, el planteamiento de Jorge Almirón tuvo algunos aciertos y otros puntos bajos. Si bien le devolvió al hincha una sonrisa con el avance en semis, creo que con el rendimiento presentado en sus últimas actuaciones posiblemente Palmeiras se pueda convertir en un dolor de cabeza.

El argumento se sostiene principalmente por el desempeño inestable que tiene el equipo partido a partido. Esto se debe a que desde la conducción se mantiene un cambio constante de esquemas que impide que la idea se consolide y por supuesto que los jugadores la puedan entender a la perfección. Desde la llegada de Jorge al banco Azul y Oro, el estratega no ha podido encontrar un equipo ideal para poder afrontar sus respectivos compromisos.

Recuerdo la última vez que visité el Alberto José Armando y pude escuchar una frase que me dejó pensando y creo que tiene toda la razón. "El equipo de Almirón en un partido te hace sonreír y en el siguiente te hace llorar". Calculo que la persona que lo recitó también debe tener el mismo concepto que yo vengo a proponer: el plantel boquense sigue navegando incertidumbre y si no fuera por el trabajo de Chiquito, el escenario fuera bastante diferente.

El reflejo de esta situación ocurrió en La Rioja en el cruce por Copa Argentina. Boca comenzó ganando 2 a 0 y terminó el juego empatando con lo justo ante un Almagro que tuvo la convicción de dejarlo en el camino. Creo que en algunos tramos del partido al equipo le cuesta encontrar la manera para marcar la diferencia y esto no solo sucedió en este duelo. En la Libertadores no pudo marcarle un gol al rival en 180 minutos de juego, independientemente de que haya tenido la posesión de la pelota.

El dato es un poco alarmante y considero que desde ya se tendrían que tomar cartas en el asunto. Afortunadamente hay tiempo para revertirlo, en caso contrario el panorama luciría un poco complicado debido a los importantes retos que deberá atender en este segundo semestre del año. ¿Logrará revertir el discreto momento?

GM

 

 

 

En esta Nota