viernes 3 de diciembre de 2021
Perfil

FúTBOL | 24-11-2021 18:38

Los debuts de Diego: Así le fue a Maradona en sus estrenos en los clubes donde jugó

El más grande de todos los tiempos vistió la camiseta de 7 clubes. A 1 año de su fallecimiento, repasa como le fue a Diego Armando Maradona en sus comienzos en cada equipo. Videos.

El 30 de octubre de 1960 en el humilde barrio de Villa Fiorito nacía el máximo ídolo futbolístico que concibió este país, Diego Armando Maradona. Su contacto con la pelota en los potreros de su barrio lo fueron forjando como futbolista hasta que a los 9 años llegó a las divisiones inferiores de Argentinos Juniors (La famosa categoría 1960 apodada Cebollitas), en donde gracias a su gran técnica, pudo saltarse varias categorías hasta catapultarse en la Primera del Bicho.

Argentinos Juniors, los primeros pasos de la leyenda 

El 20 de octubre de 1976 la historia del fútbol cambiaría para siempre. Un joven Diego Armando Maradona de tan solo 16 años (en 10 días cumpliría recién los 17), hacía su debut en la Primera División del fútbol argentino vistiendo los colores de la Asociación Atlética Argentinos Juniors enfrentando a Talleres de Córdoba.

El entrenador Juan Carlos Montes lo mandó al campo con el dorsal 16 en el segundo tiempo en reemplazo de Rubén Giacobetti y, si bien no logró evitar la derrota de su equipo, deleitó a los hinchas con un caño en la primer pelota que tocó. El equipo cordobés ganó ese partido 1-0 a domicilio.

En su paso por el club de La Paternal, Diego disputó 167 partidos en donde gritó 115 goles y repartió 65 asistencias.

El primer paso por Boca Juniors, el inicio de un romance eterno

El 22 de febrero de 1981 no fue un día más para la institución de la Ribera. En aquella calurosa tarde de verano, Maradona vestía por primera vez la camiseta de Boca con la particularidad de que el rival nuevamente era Talleres, mismo contrincante que enfrentó en su debut en 1976.

¿Su estreno? No podía ser mejor. Boca derrotó 4-1 al club cordobés con dos goles de penal de Pelusa. El marcador lo completó Miguel Ángel Brindisi con otros dos goles.

40 partidos con 28 goles y 17 asistencias bastaron para que Diego y Boca forjen una relación que durase toda la vida. A la postre, se consagró campeón del Metropolitano de 1981, el único título de Maradona en el Xeneize, campeonato que obtuvo bajo las ordenes de Silvio Marzolini, quien había conformado un fantástico equipo en donde militaban dentro de sus filas Carlos Córdoba, Hugo Perotti, Roberto Mouzo, Óscar Ruggeri, Roberto Passucci y Hugo Orlando Gatti, entre otros.

Barcelona, sus primeros pasos en Europa

Tras 207 partidos y 143 goles en el fútbol argentino, Diego Armando Maradona fue contratado por el Barcelona y realizó su debut oficial el 4 de septiembre de 1982. Su presentación en el cuadro culé se dio frente a otro compatriota, Mario Alberto Kempes. El Valencia del Matador le amargó el primer partido al Diez debido a que el conjunto local derrotó 2-1 al Barcelona.

El técnico alemán, Udo Lattek, empezó al mando del plantel barcelonista esa temporada, pero en la fecha 26 dimitió en su cargo y en su reemplazo asumió la conducción técnica Cesar Luis Menotti, quien fuese el responsable de dejar fuera de la nómina de 22 jugadores del Mundial 1978 a Maradona.

En su paso por el conjunto catalán, Diego marcó 38 goles en 58 partidos y además obtuvo 3 títulos: La Copa del Rey 1982-1983, La Copa de La Liga de España de 1983 y la Supercopa de España de la edición 1983

Napoli, la consagración definitiva de un hombre que se transformó en Dios

Revolución es la palabra perfecta que le cabe al arribo de Maradona al Napoli italiano. Una multitud lo recibió el 5 de julio de 1984 en su estadio, el San Paolo  que se encontraba colmado para agasajar al más grande de todos los tiempos. 

La fructífera historia entre Maradona y Napoli comenzó con el pie izquierdo El 17 de septiembre de 1984, los Azzurri visitaron Verona para enfrentarse al Hellas. El equipo local derrotó al conjunto del Pelusa 3-1, pero todos los flashes de las cámaras apuntaron hacia al astro argentino.

Todo adjetivo calificativo quedará pequeño para dimensionar lo que significó el Diez para el club italiano. 259 partidos, 115 goles, 78 asistencias y 5 campeonatos (El Scudetto y la Copa Italia de la edición 1986/1987, Copa de la UEFA y Scudetto 1988/1989 y  la Supercopa 1990). Maradona marcó un antes y un después en el equipo del sur de Italia.

Sevilla, el reencuentro con Carlos Salvador Bilardo

Luego de la controversial salida de Napoli, el 10 tuvo que forzar su salida de la escuadra italiana debido a que dio positivo en el antidoping por cocaína al final del partido contra Bari. Días después marcaría su último gol frente a la Sampodria y no pisaría nunca más el club del sur. El Comité de Disciplina de la Liga Italiana lo suspendió hasta el 30 de junio de 1992 (15 meses).

El gran artífice de su fichaje al Sevilla fue Carlos Salvador Bilardo, que lo tuvo bajos sus órdenes con la Selección Argentina en los Mundiales de 1986 y 1990. Junto a él, recalaba en el Sánchez-Pizjuán otro argentino, Diego Pablo Simeone

Su debut oficial fue el 4 de octubre de 1992. El partido perteneció a la quinta fecha de La Liga ante el Athletic Club donde el conjunto vasco derrotó 2-1 al equipo de la región andaluza. 

 

29 partidos disputados, 8 goles convertidos y ningún título bajo el brazo. Ese fue el paso de Maradona por el Sevilla español.

Newell’s, el club que le abrió las puertas para retornar al país

Aquel 10 de octubre de 1993, se cortarían los largos 8 años, 10 meses y 8 días que el futbolero argentino tuvo que esperar para volver a ver a Maradona en el fútbol local. No cabía un alfiler en la vieja Doble Visera, donde las hinchada de Newell’s e Independiente corearon al unísono "Diego, Diego".

El Diez vistió la camiseta de la Lepra en 5 ocasiones y no convirtió goles oficialmente. 

El retorno a Boca y su retiro

Una nueva recaída, un nuevo renacimiento. Maradona era así, parecía resurgir como las cenizas del Ave Fénix. El 7 de octubre de 1995, el astro volvía a ponerse la camiseta Xeneize después de 15 meses de inactividad a raíz de la sanción que le impuso la FIFA por el doping positivo del Mundial de Estados Unidos 1994.

En un recordado partido frente a Colón de Santa Fe debido a su enfrentamiento con el Huevo Toresani cuando lo citó en Segurola y Habana, Boca ganó 1-0 aquel partido donde Diego hizo vibrar y latir a toda la Bombonera cuando apenas asomó la cabeza por el túnel. Fútbol show, peleas y un recibimiento acorde al regreso del ídolo. El retorno ideal en el contexto perfecto. 

31 partidos y 3 goles fueron los últimos registros de Maradona en su paso por la institución de sus amores. A lo largo de su exitosa carrera deportiva jugó 724 partidos y marcó 358 goles. Esos fueron los números finales para un futbolista de proporciones infinitas y que estará presente por la eternidad en el corazón de todos los futboleros.

 

En esta Nota

Santiago Papa

Santiago Papa

Comentarios

También te puede interesar

Más en